La Liga vuelve a ser blanca

0
147

El Real Madrid se alzó finalmente con el título de Liga tras derrotar al Athletic de Bilbao (0-3) con goles de Higuaín, Özil y Cristiano Ronaldo. Los de Mourinho acaban así con tres años de hegemonía azulgrana y van camino de superar todos los récords de puntos y anotación.

El Real Madrid celebra el título de Liga

El Madrid aterrizó en San Mamés con la única idea de conseguir de una vez el ansiado título liguero. Siendo consciente de la victoria del Barça frente al Málaga, el partido fue dominado de principio a fin por el conjunto blanco, que supo orquestar un gran juego ofensivo y aprovechar los espacios que dejaba el cuadro de Bielsa.

Para empezar, Coentrao aprovechó las habilidades de las que hacía gala en el Benfica para poner en apuros a Iraizoz con una buena internada y una gran definición. Seguidamente, Javi Martínez sacó las manos en una jugada a balón parado y provocó el penalti que Cristiano acabaría errando a con un disparo manso y centrado.

Ante las leves incertidumbres del conjunto de Mourinho, Susaeta pudo sorprender a Casillas con un certero cabezazo que quedó en agua de borrajas. No obstante, y con la intención de olvidar cuanto antes la gran ocasión desperdiciada para inaugurar el marcador, el Madrid hilvanó una precisa jugada que nació de los pies de CR. El luso quebró y cedió con astucia a Özil, quien lanzó un pase mágico a Higuaín. El delantero argentino recortó sobre la defensa bilbaína y fusiló a Iraizoz desde fuera del área, acallando los rumores que le sitúan lejos del Bernabéu la próxima temporada y colocando la primera piedra del alirón, como ya hiciera en la temporada 2007/2008 en un duelo ante Osasuna.

Apenas cinco minutos más tarde, y tras una posible mano de Khedira en el área blanca, Ronaldo y Özil volvieron a aparecer en escena. Esta vez fue el portugués quien asistió al ex del Werder Bremen, receptor de un misil teledirigido que llegó a su destino con la elegancia y precisión de un boomerang. El alemán golpeó el balón según le vino y lo puso donde quiso. 0-2.

Tras la reanudación, el Madrid quiso dar forma al boceto que había empezado en el primer tiempo. Fue Cristiano el que esta vez sí acertó de cara a portería, cabeceando el esférico a las mallas tras un córner y sentenciando definitivamente el partido y el Campeonato. Sin embargo, aún hubo tiempo para la polémica, pues Javi Martínez fue expulsado por doble amarilla al blocar con la mano una jugada de peligro. El castigo fue quizá excesivo, pero lo cierto es que el Athletic tuvo que sobrevivir a la fiesta merengue con diez jugadores.

Cristiano fue el encargado de motivar a su equipo hacia una goleada más abultada, poniendo sobre la mesa su ansia de alcanzar a Messi en la lucha por el pichichi. El argentino había firmado un ‘hat trick’ apenas dos horas antes, por lo que el luso no se mostraba dispuesto a tirar la toalla mientras quedasen minutos de juego. Finalmente, CR se quedó a dos goles del actual máximo goleador de la competición.

A falta de sendas jornadas para la conclusión de la temporada, y con siete puntos de diferencia, el Real Madrid se proclama campeón matemáticamente y supera al que probablemente sea el mejor Barça de todos los tiempos. Con 94 puntos en su haber, los de Mourinho pueden conseguir el máximo puntaje de la historia de la Liga si vencen a Granada y Mallorca. Además, el conjunto blanco ha logrado superar su máximo registro goleador (y el de la historia) con 115 tantos hasta la fecha.

 Imágenes: AP/www.athletic-club.net

Dejar respuesta