La Liga de Videojuegos Profesional llega a Mediaset

0
112

Publiespaña llega a un acuerdo con la LVP para emitir en directo y en exclusiva todos los partidos de la División de Honor de las competiciones de League of Legends y Call of Duty.

LVP y MiteleMediaset llega a la industria de los videojuegos gracias a un acuerdo con la Liga de Videojuegos Profesional (LVP). Desde hace unos días, la página web de Cuatro.com cuenta con un site temático dedicado a la LVP en el que se hace un seguimiento de la liga. A esta cobertura desde Deportes Cuatro se suma el portal Mitele.es, la plataforma de contenidos online de Mediaset, que se convierte así en la televisión oficial de la liga.

Todos los martes, miércoles y jueves a las 21.00, Mitele.es ofrecerá los partidos de la División de Honor de las competiciones de Call of Duty y League of Legends, competición que hasta hace unas semanas se emitía a través de la plataforma Twitch.tv.

Giuseppe Silvestroni, director general de IT, ha afirmado que la asociación con la LVP “aporta una nueva plataforma de contenidos con una comunidad de usuarios que complementan la oferta comercial de Publiespaña”. Además ha añadido que “IT está desarrollando estrategias de comunicación transmedia incluyendo la plataforma online de la LVP, eventos presenciales, nuestra plataforma online con los sites de Cuatro.com y Mitele.es y, por supuesto, dándole la cobertura necesaria en televisión a través de Cuatro, el producto más completo en el mercado para acceder al target «gamer» y es exclusivo de IT”.

El acuerdo supone un éxito sin precedentes en la escena española de los deportes electrónicos, un mercado que se encuadra en un sector, el del videojuego, que alcanzó el pasado ejercicio los 822 millones de euros de facturación, convirtiéndose en la primera industria de ocio audiovisual e interactivo en España y la cuarta de Europa.

La Liga de Videojuegos Profesional pasa así a tener presencia en uno de los mayores grupos de comunicación del país, una muestra de la paulatina evolución que los eSports están sufriendo en España, siguiendo fórmulas que ya han triunfado en otros países europeos y acercándose cada vez más a los modelos de explotación de países como Estados Unidos o Corea del Sur.

Fotografía: mitele

Dejar respuesta