Al conocimiento a través del periodismo

0
104

El pasado 14 de abril, la Liga de Periodistas del Camino de Santiago, que está formada por ocho asociaciones representativas de 1.500 periodistas de Aragón, Navarra, La Rioja, Burgos, Palencia, León, Lugo y Santiago de Compostela, ocupó Valladolid para presentar ante la Asamblea de la FAPE el ideario y propósito de la asociación. Bajo el lema Por el conocimiento, más periodismo, la Liga pretende llevar a cabo la realización de los premios Aymeric Picaud y, asimismo, encontrar información sobre la desaparición del Codex Calixtinus. 

Los integrantes de la Liga de Periodistas del Camino de Santiago.

La Liga de Asociaciones de Periodistas del Camino de Santiago vio la luz en 2011 a iniciativa de la Asociación de Periodistas de Navarra. Por aquel entonces, cinco asociaciones de periodistas de aquellas comunidades y provincias por las que discurre el Camino Francés (Navarra, La Rioja, Burgos, León y Santiago) componían la Liga. Entre sus objetivos se encuentran tentar las posibilidades y disposiciones de cada uno de los participantes para realizar un proyecto relacionado con la profesión y esta ruta milenaria, vía de cultura y símbolo inicial del europeísmo.

En honor al primer cronista que relató la Ruta Jacobea, la Liga ha puesto en marcha la creación del premio periodístico Aymeric Picaud, así como una organización de eventos relacionados con el periodismo -jornadas, seminarios, cursos y exposiciones-.

J. Francisco Rodil Lombardía, presidente de la Liga, es el portavoz encargado de promulgar un ideario que abarca temas del Camino de Santiago como la desaparición del Codex Calixtinus o la falta de información por parte de las autoridades. Los integrantes reclaman datos que esclarezcan los sucesos, preguntas a las que intenta dar respuesta la Liga desde su creación. 

Bajo el lema Por el conocimiento más periodismo, este grupo de profesionales pretende que la figura del periodista retome los matices esenciales de la actividad. En una entrevista concedida a La Huella Digital, Rodil ha mantenido que “la sociedad se encuentra sumida en un ciclo de derivaciones económicas, culturales y políticas difíciles de pronosticar; los periodistas son las principales víctimas”.

De esta forma, la labor periodística se desvirtúa y se caracteriza por el mercantilismo de la información, la  frivolidad, el amarillismo y una creciente incorporación del espectáculo a los datos, aspectos todos que desembocan en el intrusismo profesional o la precariedad laboral.

La situación actual no es motivo de pesimismo para una Liga que, según su presidente, aporta soluciones para limpiar el panorama dibujado y aboga por la formación del periodista, que debe reconvertirse en “un profesional del conocimiento”, conocedor del compromiso profesional y deontológico. Asimismo, la asociación trabaja en torno a informaciones veraces basadas en la objetividad, la investigación y el análisis.

De forma concluyente, Rodil expresó que “el periodismo y el periodista sólo tendrán futuro si su trabajo se basa en el conocimiento, la verdad, la libertad, la objetividad y la calidad”. Además de mostrar la ilusión y vocación por la profesión, ensalzando los valores primordiales de la misma, Rodil expresó que el uso de las nuevas tecnologías e internet completan y aceleran esta tarea, acabando con el monopolio informativo de unos pocos poderosos.

Imagen cedida por la FAPE

Dejar respuesta