El PP y la Ley Sinde

0
142

El Gobierno del PSOE no ha desarrollado la Ley Sinde, cuya aprobación supondría el cierre de las páginas web que permitan descargar sin autorización contenidos sometidos a derechos de autor. Por tanto, la decisión de aprobar o no esta propuesta recae ahora en manos del PP.

Hace ya un año que el Ministerio de Cultura introdujo una nueva medida dentro de la Ley de Economía Sostenible, la Ley Sinde, así conocida por el nombre de la actual ministra de Cultura en funciones, Ángeles González Sinde. Con todo, este ataque a las páginas web de descargas todavía no ha sido llevado a cabo y, tras la renuncia del PSOE a desarrollarlo, tendrá que ser el PP quien decida el futuro de esta normativa.

Desde que la propuesta vio la luz ha sido mucha la polémica que ha suscitado a su alrededor, y por eso ha renunciado el PSOE a su aprobación. Muchos internautas creen que con esta ley no sólo se atacará a las páginas web de descargas, sino también a la libertad de expresión, ya que muchos de los contenidos que posiblemente se censuren serán de carácter cultural o educativo. Además, según se supo en un cable filtrado por Wikileaks, el gran impulsor de esta medida ha sido el gobierno de Estados Unidos, que está ejerciendo una destacada presión para que se apruebe la ley antidescargas.

Otro aspecto a criticar de la propuesta es la rapidez con la que el juez decide si cierra o no una página web, un período de apenas cuatro días, muy al contrario de otros procesos judiciales que pueden conllevar meses o incluso años.

Por estos y otros muchos motivos, los internautas, indignados al conocer la propuesta, se lanzaron a escribir críticas y opiniones en blogs y redes sociales como Twitter o Facebook; de momento, esta presión en Internet ha cumplido su objetivo y la Ley Sinde sigue a la espera de una futura aprobación.

Aún así, es normal que esta ley haya generado tanta polémica: todas las leyes prohibitorias provocan un revuelo popular, como también ocurrió con la Ley Antitabaco. Pero en toda prohibición también hay una parte de la sociedad que se beneficia de la misma: en el caso de la Ley Antitabaco, los no fumadores; con respecto a la Ley Sinde, los creadores de los contenidos que reclaman sus derechos de autor, entre ellos la propia Ángeles González Sinde.

Nunca todo el mundo estará de acuerdo con una ley, pero se debe tener en cuenta la opinión pública para tomar esta clase de decisiones, ya que un pueblo descontento no es fácil de gobernar. En este caso, la ministra se posicionó claramente con una de las partes implicadas en el conflicto, siendo incapaz de escuchar a la otra. Esto provocó una ausencia total de voluntad para negociar y, en último término, rebeldía y conflicto.

Se debe respetar el copyright y la piratería desmerece el trabajo de muchas personas, pero la ley Sinde no era la mejor solución al problema, sino un completo fracaso que solo creó situaciones incómodas y violentas.

Sin embargo, todo apunta a que el Gobierno del PP apoya la Ley Sinde y que ésta será aprobada antes o después. La televisión y la prensa son algunos de los medios que, en su mayoría, están controlados por el gobierno: la Ley Sinde provocará que este mismo fenómeno también suceda en Internet.

Fotografías: Gettyimages

Dejar respuesta