La justicia chilena determina que Allende se suicidó

0
79

La Corte Suprema de Chile ha deliberado una verdad judicial respecto a la muerte de Salvador Allende, que tuvo lugar hace cuarenta años. Según el fallo de los tribunales, el expresidente se suicidó el día 11 de septiembre de 1973 en el Salón Independiente de la Moneda, mientras los militares golpistas atacaban el Palacio de Gobierno.

El fallo se publicó este martes en Santiago de Chile y se apoya en la hipótesis de que no existe ningún testigo que avale la teoría del enfrentamiento. Según la sentencia, ésta es una prueba que echa por tierra la posibilidad de que fuese asesinado por uniformados.

Salvador Allende. Foto cedida por la Fundación Salvador Allende.El pronunciamiento por parte de la máxima instancia judicial de Chile ratifica la investigación que el magistrado Mario Carroza realizó entre enero de 2011 y junio de 2012, y el pronunciamiento de la Corte de Apelación del pasado junio. Los dos informes han concluido que Allende se suicidó, por lo que el fallo de la Suprema da un final definitivo a esta causa, que buscaba determinar por primera vez después de cuatro décadas, el final del primer presidente socialista de Chile.

Según explica el texto oficial, el Palacio de la Moneda ardía después del ataque de las fuerzas aéreas. El presidente Allende se dirigió al salón independiente, que estaba en el segundo piso. Cerró la puerta y en este momento se encontraba totalmente solo, sin sus colaboradores, ni su querida hija Beatriz, nadie, solo, completamente solo según el auto. La Corte Suprema afirma rotundamente que dentro de la habitación Allende se sentó en el sofá, instaló el fusil entre sus piernas, y, apoyándolo en el mentón se disparó. El presidente murió de manera inmediata.

“A consecuencia de esta acción, su cuerpo quedó en una posición tal que su cabeza cargó hacia la derecha e inclinó sobre el tórax. La bóveda craneana tuvo una perdida importante de masa encefálica, que queda disgregada en el suelo y en el muro ubicado a sus espaldas”, asegura el texto de la máxima autoridad judicial de Chile.

Tras el golpe de estado por parte de Pinochet, que recordemos era el hombre de confianza para el entonces presidente dentro del ejército, y la muerte de Allende, las sospechas de su asesinato inquietaron a muchos líderes mundiales. Pero con el tiempo, incluso para sus seguidores de izquierda chilenos se fue descartando la posibilidad del asesinato. Paulatinamente se ha ido instalando otra verdad en la población que finalmente se ha convertido en la oficial.

Dejar respuesta