La inteligencia de Pedrosa puede con Lorenzo

0
218

El primer domingo de mayo siempre tiene como protagonistas a las madres del mundo, pero en este 2011, las que estaban pendientes de Terol, Pedrosa y Bradl tuvieron un regalo muy especial por parte de sus hijos, sus victorias durante el Gran Premio de Estoril.

Triplete de Marc Márquez

Nueva cita mundialística y nueva caída de nuestra última gran promesa, Marc Márquez. El vigente campeón de 125cc no termina de adaptarse a su nueva categoría, Moto2, y lo que podía haber sido una oportunidad para remediar las dos caídas anteriores, acabó con el catalán rodando de nuevo por el asfalto, esta vez, arrastrando al inglés Redding. Pese a ello, Marc pudo volver a pista y acabar en un meritorio puesto 21 tras pasar a un total de 13 pilotos.

El que sí parece estar cogiendo ritmo en la categoría es el de Villacañas. Julián Simón consiguió el primer podio de la jornada alcanzando el segundo puesto del cajón tras un bonito duelo con Bradl, que al final le ganó la batalla cerrando bien los huecos en la última vuelta.

Completaba el podio un Takahashi conmocionado aún por la reciente pérdida de su hermano en un accidente de tráfico. El japonés le dedicó el tercer puesto subiendo con su foto bajo el regazo y con los ojos llenos de lágrimas. Fue el momento más emotivo de todo el Gran Premio de Estoril.

Mención aparte es el terremoto Iannone. El italiano y líder del mundial protagonizó una nueva remontada desde el puesto 17 colocándose primero. Un exceso de energía le llevó a caerse a falta de cuatro vueltas y perder la victoria que tenía asegurada. Una lástima, porque el espectáculo este año corre a su cargo.

Pedrosa vuelve a lo más alto

La carrera de la categoría reina estaba incendiada mucho antes de comenzar. Por un lado, Stoner y Rossi tenían su particular debate sobre si los comisarios de Jerez favorecieron al italiano frente al australiano; por otro, la tensión entre Simoncelli y Jorge Lorenzo durante la rueda de prensa del sábado reabrió viejas heridas. De los grandes de Moto Gp, sólo uno se mantuvo ajeno a cualquier polémica: Dani Pedrosa.

Y es que si hay algo que diferencia a este piloto del resto, para bien o para mal, es su inteligencia y sobriedad. Muy pocas veces hemos visto al catalán entrar en conflicto con otro piloto o protagonizar adelantamientos extremos, es una máquina programada y sabe cuándo puede adelantar. Por eso ganó el domingo.

Jorge Lorenzo salía desde la pole y aprovechó esta ventaja para alejarse del grupo. Sin embargo, esta vez, tenía la sombra de Pedrosa. Los españoles protagonizaron su particular carrera alejados del resto de pilotos, marcando un nivel inalcanzable. Pedrosa estudió a su rival durante muchas vueltas, hasta que finalmente, a 4 del final, consiguió pasarle en la frenada de recta y meterle hasta tres segundos. Volvía a lo más alto del cajón y recuperaba su autoestima después de su larga lesión de hombro. Detrás de ellos entró Casey Stoner, que no tuvo su mejor día.

Un poco detrás, un nuevo adelantamiento en la recta dejó a Rossi el 5º puesto por detrás de Andrea Dovicioso, que le ganó la batalla por 25 milésimas.

El punto negativo que nadie parece haber visto lo pone la caída de Marco Simoncelli. El italiano no es el mejor ejemplo de deportividad y su caída puede haberse debido simplemente a un descuido del piloto, pero también puede haber otra explicación. Minutos antes de comenzar la carrera, cuando los pilotos estaban concentrados en la parrilla, un periodista español decidió preguntar al italiano sobre la polémica suscitada con Jorge Lorenzo la tarde anterior. Sin embargo, el mallorquín no tuvo que contestar ni desviar su atención de la inminente carrera. Mal gesto del periodista, no se debe desconcentrar a un piloto minutos antes de jugarse la vida.

No hay quien tosa a Terol

Con sólo tres carreras disputadas, ya existe un claro aspirante a hacerse con el título: Nico Terol. El de Alcoy volvió a realizar una carrera impecable y ocupó el puesto más alto del podio, al que parece haberse abonado. Detrás de él, entraba Sandro Cortesse, que también repite un segundo puesto y se pone a 25 puntos de nuestro piloto.

Sería éste quien protagonizara los momentos más emocionantes de la carrera junto con Johann Zarco, Héctor Faubel y el jovencísimo y diamante en bruto Maveric Viñales. En esta lucha, Faubel sufrió otra caída que le dejó fuera de juego y un buen golpe en la cabeza que horas más tarde enseñaba a sus seguidores en Twitter. Por su parte, Zarco le ganó la batalla a nuestro nuevo descubrimiento, que a sus 16 años, pasó a sólo 2 milésimas de su rival y rozó su primer podio dejando un entusiasmo en todos los seguidores de este gran deporte.

Fuentes de las imágenes:
http://www.nicoterol.com/
www.motociclismo.es
www.que.es

Dejar respuesta