“La insólita pasión del vendedor de lencería” de Asako Hiruta

0
234

la insólita

Reservoir Books inauguraba este junio su llamativa colección con títulos como Atrapa el pez dorado de David Lynch, Carne picada de Leonardo Lucarelli, Diarios de bicicleta de David Byrne o el que reseñamos hoy: La insólita pasión del vendedor de lencería de Asako Hiruta. El formato y los colores captan la atención del lector que queda enamorado de las cubiertas. Desde La Huella Digital celebramos esta nueva colección y esperamos entusiasmados sus dos nuevos títulos que se publicarán en septiembre: Madres arrepentidas de Orna Donath y En mi cuarto de Guillaume Dustan.

La insólita pasión del vendedor de lencería comienza cuando Satsuko Kunieda, una joven publicista, descubre ‘Toujours Ensemble’ en un sótano, una tienda especializada en lencería cuyo dependiente es un hombre. Yô Isaji, a modo de adivino, es capaz de detectar los problemas personales o miedos en las medidas de las clientas. El protagonista se convertirá en un apoyo fundamental en la vida de Kunieda que encontrará, en ese establecimiento de ropa interior, algunas soluciones para sus problemas del día a día.

La obra de Asako Hiruta destaca por su originalidad y frescura (de hecho, su título ya despertaba nuestra curiosidad): aunque apreciamos la sensibilidad japonesa, la influencia de la narrativa occidental es evidente. El ritmo no es pausado, el lirismo típico de la literatura japonesa escasea y los personajes son menos intimistas, pero más reales. Incluso son tratados algunos temas poco habituales en la literatura asiática y reivindicativos como la posición de la mujer japonesa en la sociedad o el sexismo imperante. No obstante, mantiene elementos típicamente de su país como las largas jornadas laborales, la inclusión de redes sociales como el Line (el whatsapp japonés) o las menciones a Hello Kitty y al osito Rilakkuma.

En ocasiones, la narrativa de Hiruta tiende hacia la ironía, un humor poco habitual en las novelas contemporáneas del País del Sol Naciente y que le convierte en una de las nuevas voces de las letras niponas. Nos ha asombrado, además, la capacidad de diseccionar la mente femenina o la importancia de la diversidad de las personas, sin críticas ni prejuicios. Es un canto hacia lo diferente, a luchar por lo que te haga feliz (sea lo que sea) y a respetar al otro, aunque sea muy diferente a nosotros.

La novela de Asako Hiruta supone un soplo de aire fresco en la narrativa oriental y es una novela interesante, curiosa y muy entretenida con la que pasarás un buen rato. No dejéis pasar la oportunidad de descubrir La insólita pasión del vendedor de lencería.

Dejar respuesta