La imagen habla de tí: ¿Qué quiere decir?

0
196

Determinada forma de vestir y el estilo de vida, suelen ser las señas de identidad de una gran mayoría de personas. Por este hecho, ciertas prendas han llegado a la categoría de exteriorizar los gustos musicales de quien las lleva ,ejemplo de esto son: las chapas como signos inconfundibles de los amantes del pop, una chupa de cuero negro suele ser el abrigo preferido por un rockero, o los pantalones pitillo junto con unas botas de media caña acordonadas describen el básico de los heavys, (por supuesto, hay muchísima gente que simplemente puede vestirse de una manera determinada porque le guste esa estética sin más trascendencia).

La música es un rasgo de la sociedad y marca épocas, si no sería imposible hablar de la “Movida Madrileña” y no identificarlo con nombre de grupos como Nacha Pop o Alaska y los Pegamoides, de igual manera que no se puede nombrar los años 60 con el movimiento Hippy y no escuchar letras de los Beatles o Lep Zeppeling. Y a todos ellos les acompaña una estética, una forma de diferenciarse del resto y de identificarse entre los seguidores.

Hoy en nuestros días se puede decir que la música que marca época es la electrónica; quizás es demasiado pronto para atribuir una imagen definida a los amantes del house, electro, tecno…pero en las salas y clubes se puede empezar a apreciar ciertos modelos a seguir: el aspecto Beckham de “arreglado pero informal” al combinar la sudadera deportiva bajo una chaqueta de pana se impone con amplia mayoría en las pistas de baile electrónica. La imagen deportiva sin renunciar a la elegancia, es la pauta que siguen muchos de los grande Djs, que a su vez, son ejemplo para sus fans. En general, todos los maestros de las mesas de mezclas tienen estilo propio, pero como rasgo común se puede destacar este aspecto desenfado de camisitas con mensajes, pantalones anchos, gorras y muñequeras deportivas, que se convierten en elementos asiduos de sus armarios. El estilo de las féminas que frecuentan las sesiones los Djs, resulta bastante más complicado de determinar por su afán en alcanzar el conjunto único, esa prenda irrepetible que les permita resaltar sobre el resto, para lo cual utilizan una variedad de complementos y trapitos imposibles de agrupar. Como posible distinción, sólo se puede acudir al hecho de que las chicas de las discotecas son fieles seguidoras de las tendencias marcadas por los grandes comercios de ropa.

Otro rasgo que diferencia la década del nuevo milenio con respecto a otras, es la extensión de la personalización a todas las cosas que se poseen, ¿quién no ha escuchado el último tema de Bob Synclair a todos los decibelios posibles de unos flamantes altavoces? Es la llamada de los enamorados de sus coches, para atraer todas las miradas hacia su vehículo de  modelo exclusivo digno de admirar (en ciertos casos).

En definitiva, se puede afirmar que la estética electrónica es un hecho incipiente que empieza a despuntar con rasgos propios aunque no absolutos. Las prendas deportivas se combinan con complementos que los eleven a la categoría de trajes, un hecho al que contribuyen las marcas que elaboran este tipo de ropa, sacando cada día nuevas líneas con matices más elegantes. Se experimenta  un cambio en la actitud a la hora de llevar estos modelos, llegando al concepto de lo que se conoce como “estilo urbano”. Sin olvidar el objetivo primordial de la estática: no pasar inadvertido.

Dejar respuesta