La hibridación hace que algunos escarabajos no copulen

0
146

El abandono de la vía sexual, para la reproducción, es una consecuencia de la hibridación entre especies, y provoca que las hembras procedentes de ascendientes híbridos no necesiten de un macho para tener a sus crías, valiéndose de ellas mismas para mantener a la especie.

Escarabajos Calligrapha
Escarabajos Calligrapha

Para llegar a la conclusión de que la hibridación (fecundación entre dos individuos de distinta especie) es uno de los causantes del abandono de la reproducción sexual en algunas especies, un equipo de investigadores del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) ha analizado al escarabajo herbívoro Calligrapha. De esos estudios han extraído pruebas genéticas que podrían explicar la transición evolutiva de la reproducción sexual a la unisexual.

La reproducción unisexual no precisa de dos organismos de la misma especie, ya que un solo individuo puede dar origen a descendencia. Esto es lo que ocurre en el caso del escarabajo Calligrapha, cuya hembra es autosuficiente para la reproducción, pues las seis especies con las que cuenta este insecto coleóptero se reproducen por partenogénesis, un tipo de reproducción asexual en la que los embriones crecen y se desarrollan sin la fertilización de un macho. Así, la clave, para la explicación de este fenómeno, estaría en la hibridación previa, con otras especies, que haya sufrido el animal.

Para Jesús Gómez-Zurita, científico del Instituto de Biología Evolutiva de Barcelona (centro mixto del CSIC y la Universitat Pompeu Fabra) y director de esta investigación, puede darse el caso de que linajes evolutivos de origen híbrido produzcan hembras que no necesiten al macho para reproducirse. Sin embargo, añade que “las evidencias de la relación entre la hibridación y la reproducción unisexual son muy escasas, y sus mecanismos son desconocidos”. Ante esto, asegura también que, aun no siendo un condicionante único, la hibridación es uno de los causantes de la reproducción unisexual.

Las pruebas que corroboran este descubrimiento se basan en la secuenciación (método por el que se determina el orden de una secuencia de ADN) de centeneras de copias, de varios genes, de cinco de estas especies de escarabajo Calligrapha. Para ello, se han estudiado las especies unisexuales y buena parte de sus parientes bisexuales. Con esto, se ha demostrado que las primeras son mosaicos genéticos de dos y hasta tres especies, por lo que, sin lugar a dudas, se trata de híbridos.

Además de las investigaciones mencionadas, el equipo de Gómez-Zurita también ha estudiado la evolución del ADN mitocondrial de estas especies, obteniendo como resultado que “en las especies unisexuales, este genoma de herencia exclusivamente materna, parece provenir de un linaje evolutivo adicional, único”. La especie de ese linaje habría vivido hace 2-3 millones de años y, según añade el director de la investigación, “habría hibridado con los ancestros de las especies actuales”, las cuales han actuado como padres de las nuevas generaciones de escarabajos Calligrapha híbridos y unisexuales.

Del estudio se concluye que las deducciones “basadas en ADN mitocondrial sobre origen, edad y parentesco en todos los sistemas unisexuales investigados hasta la fecha deberían revisarse, pues éstas podrían referirse a introgresiones (su captación en una especie por hibridación con otra) antiguas”, que solo estarían relacionadas de forma indirecta con la conversión a la unisexualidad. Asimismo, las conclusiones ampliadas del estudio se publican en la revista The American Naturalist.

Fotografías pertenecientes a CSIC

Dejar respuesta