La guerra tras el objetivo

0
179

Una vida dedicada a la fotografía y la fotografía como resumen de una vida. Esto es lo que podemos encontrar en la exposición que, hasta el 6 de Enero, se muestra en el Centro Cultural Conde Duque. Centelles, “Las vidas de un fotógrafo”, resume, a través de 300 imágenes, el convulso final de la II República y el desarrollo de la Guerra Civil.
Con la clase política en pleno debate acerca de la Ley de la Memoria Histórica, con discusiones diarias acerca de los símbolos franquistas, en definitiva, con el tema de la Guerra Civil de actualidad, aparece esta exposición, que nos sirve como muestra objetiva de lo que fue aquella guerra, del porqué y el cómo se produjo, de la visión del horror a través de los ojos del llamado Capa catalán, Agustí Centelles (1909 – 1985).

Las cerca de 300 fotografías que componen la exposición son un resumen de la vida del autor y están separadas en dos grandes grupos. La Barcelona previa al inicio de la guerra y el Frente de Aragón, donde Centelles tomó la mayor parte de sus imágenes del enfrentamiento.

En la primera parte encontramos algunas instantáneas como las elecciones de 1936, donde saldría vencedora la coalición de izquierdas, el Frente Popular. También vemos el regreso de Lluis Companys tras ser juzgado por proclamar la República Catalana o los inicios de los disturbios de la Plaza de Sant Jaume días antes del estallido de la Guerra Civil.

Las imágenes de guerra serán las protagonistas de la segunda parte. Aquí veremos algunas de los iconos del enfrentamiento como el grupo de guardias de asalto parapetados tras una pila de caballos muertos y, también, gran variedad de estampas sobre la vida cotidiana de algunas de las columnas anarquistas.

No obstante, la vida de Agustí Centelles no se redujo al panorama bélico. En 1939, tras ser detenido por su apoyo a la República y liberado semanas más tarde, se exilió a Carcasona, en Francia, donde comenzó a trabajar en un estudio fotográfico de la ciudad.

Años más tarde, en 1947, el autor catalán volverá a España donde asistirá al nacimiento de su segundo hijo y, además, se instalará definitivamente. En esta época dedicará sus esfuerzos a la fotografía publicitaria y lo hará con gran éxito. Entre sus clientes más conocidos encontramos a Chupa-Chups, Anís del Mono o Siemens entre otros.

Una vida detrás del objetivo no podía terminar sin un reconocimiento oficial, así, un año antes de su muerte, Centelles recibió el Premio Nacional de las Artes Plásticas. Además, en el año 2006, su obra fue recogida en un libro bajo el mismo título que esta exposición y editado por Lunwerg.

En definitiva, una exposición que resume una vida y una obra, que nos da otra visión más cercana y real de lo que fue la Guerra Civil y que, además, consigue, a través de las miradas, los movimientos y los gestos, transportarnos al escenario de la que fue, sin lugar a duda, la más inútil, cruel e infundada guerra en la Historia Contemporánea de nuestro país.

Esta exposición permanecerá abierta al público hasta el 6 de Enero en el Centro Cultural Conde Duque (Conde Duque 9 – 11, Metro Noviciado). La entrada es gratuita y los horarios son; Martes a sábado de 10:00 a 14:00 y de 18:00 a 21:00 y los domingos de 10:30 a 14:00.

Fuentes de texto:
www.elmundo.es
Fuentes de imagen:
www.circulobellasartes.com

Dejar respuesta