La Fórmula 1 al destape

0
241

Haz clic en la imagen para ampliarlaFernando Alonso ha sido designado como mejor piloto del año en Fórmula 1. Desde su aparición no ha parado de crecer y de ganar. En Interlagos sumó su segundo campeonato del mundo, un año después y en el mismo circuito. Pero hablar de la Formula 1 no es sólo Alonso, este deporte tiene multitud de historias detrás. A la fama y el glamour que  lo envuelve, aparecen cosas tan curiosas que deben contarse.

En Brasil se fue el piloto más grande de todos los tiempos, Michael Schumacher, que no paró de recibir homenajes. En uno de ellos , Pelé le entregó una placa conmemorativa. Una de los grandes ausentes del acto fue Kimi Raikkonen, su sucesor en Ferrari. En una entrevista concedida por el piloto finlandés reconoció a un periodista que  no estuvo en la ceremonia, porque  tenía problemas estomacales. Su respuesta concreta fue: “Porque estaba cagando”  Así se explicó delante de una cámara de televisión.

Brasil no sólo será recordado porque Alonso ganó su segundo título mundial sino también porque Felipe Mazza, vencedor de la prueba reconoció al finalizar el gran premio, que no se había cambiado de ropa interior en los tres días que duró el campeonato. Le dio suerte y ganó aunque esperemos que  no la mantenga, porque esos monos que se ponen no tienen mucha transpiración.

Haz clic en la imagen para ampliarlaPero lo más importante del final de temporada fue sin duda la victoria de Alonso, que le daba el segundo título mundial de su carrera. Fernando Alonso quiso celebrar el título con sus paisanos en Oviedo,y quería tenerlo todo bajo control, y bien apuntado. Pero se le escapó un pequeño detalle: un fotografó le pilló una chuleta en la mano. En ella se podía leer:

resumen, mejor afición, unión, todos convencidos, cariño, lucha y pagaros pista”

Fernando Alonso, genio y figura dentro y fuera de los circuitos. Ahora el piloto asturiano ha decidido comprarse una casa al lado de Michael Schumacher. Se imaginan a los dos pilotos en un semáforo….. Bueno eso si el alemán decide pasar largas temporadas en Suiza porque hace poco, antes de retirarse le regalaron una isla valorada en 3 millones de euros. El único inconveniente es que no tiene aeropuerto, sólo podría trasladarse en helicóptero. ¿Alguien se lo regala?

        

Dejar respuesta