La fontana de oro

1
893

Lázaro, el joven protagonista de la obra de Benito Pérez Galdós, podría ser tu compañero de mesa. El café de tertulias políticas, en la que el escritor canarión ambientó su novela, aún hoy sigue abierto.

El encantó de los típicos cafés castizos del siglo XIX, ha cedido un hueco a la cerveza típica irlandesa en el local de dos plantas de la actual Fontana de Oro.

Actuaciones en directo, deportes y cerveza son algunos de los atractivos que ofrece. Aunque también llama mucho la atención la decoración; grandes mesas de madera, escudos, armaduras e incluso una moto Harley Davidson colgando del techo convierten el local en un lugar agradable y muy turístico.

La verdad es que los propietarios aprovechan la afluencia de turistas y la inocencia de algunos, entre los que me incluyo, y se pasan con los precios. La pinta de Guinness cuesta 5,50€ aunque hay gente a la que han llegado a cobrar 8€, todo depende del camarero que te toque y de la caja que vayan haciendo supongo.

También ofrecen unos curiosos platos para cenar. En la fotografía parecen enormes y tienen una pinta genial, pero la realidad es un poco diferente: son escasos, casi todo es guarnición y son bastante caros.

Si decides ir un sábado por la noche ármate de paciencia porque el servicio no es demasiado eficaz. De hecho, a nosotros tardaron más de una hora en servirnos después de haber pedido.

¿Conclusión? Os recomiendo un lugar bonito que visitar, en el que disfrutar de música en directo o eventos deportivos en sus televisores, tomarse una pinta y viajar hasta el siglo XIX o la verde Irlanda. Pero mejor salid cenados de casa, con dinero en el bolsillo y con tiempo suficiente.

Fuentes de las imágenes
Carlos Viñas

1 Comentario

  1. esta bien saberlo. Date una vuelta por las bodegas de la plaza mayor zona Bailen y te daras cuenta de lo que es caro, muy caro; malo, muy malo y mal atendido pero que muy mal atendido

Dejar respuesta