La FAPE difunde el manifiesto “Sin periodistas no hay periodismo”

0
70

La Federación de Asociaciones de Periodistas de España (FAPE) hizo público su manifiesto Sin periodistas no hay periodismo, cuyo propósito es denunciar la crítica situación que afecta a la prensa escrita y solicitar un plan de ayudas económicas al Gobierno, a fin de que éste contribuya a mantener y recuperar el empleo en un sector que, desde noviembre de 2008 hasta el 2 de enero de 2012, se ha cobrado 4.827 puestos de trabajo.

Elsa González, presidenta de la FAPE

El manifiesto promulgado por la FAPE reivindica la figura del periodista, defiende el oficio periodístico y reclama medidas que ayuden a mejorar la prensa escrita. Una de las principales demandas al Gobierno radica en la concesión de ayudas económicas a la prensa, pero excluyendo a los medios que cuentan con anuncios de prostitución entre sus páginas. Así se evitarían situaciones como la desaparición, a finales del pasado año, del diario gratuito del Grupo Planeta ADN, o la solicitud de concurso voluntario de acreedores que tuvo que presentar la editora Mediapubli, hace apenas unas semanas, en representación de Público y La Voz de Asturias.

Entre otras medidas, se exige una reforma de la Ley de Propiedad Intelectual, que actualmente no protege ni reconoce los derechos de autor de los periodistas, y la aprobación definitva de la Ley de Transparencia y Acceso a la Información Pública, que lleva en trámite desde hace años y que sitúa a España entre los cinco únicos países europeos que no poseen una normativa similar, atentando contra el derecho de los ciudadanos a conocer la información pública. 

Asimismo, la FAPE aprovechó para denunciar la decadencia laboral a la que están sometidos cada vez más periodistas, profesionales que perciben sueldos irrisorios, sufren recortes y padecen la inestabilidad continua del sector. Entre los puntos tratados se hizo hincapié en los medios públicos, cuestionados por sus gastos, así como en la concesión de licencias para radios y televisiones a partir de intereses políticos, fomentando el intrusismo en la profesión periodística.

Por otra parte, el manifiesto denuncia la situación del becario actual y cómo muchas empresas los incorporan a sus plantillas en sustitución de profesionales experimentados, percibiendo a cambio salarios indignos. Hacia el final del escrito, la FAPE llama a la reflexión y propone un debate sobre la situación actual del periodismo en España, con el propósito de detener la espiral de declive y llegar a acuerdos que refuercen y aseguren la continuidad de la prensa escrita.

Las 48 asociaciones pertencientes a la FAPE, junto con otras catorce vinculadas, se han sumado al manifiesto propuesto por la institución. Algunas, como la Asociación de Periodistas de Cáceres (APC), ya han manifestado que el próximo 24 de enero conmemorarán a San Francisco de Sales, patrón de los periodistas, con una celebración de carácter reivindicativo: “Ahora es más necesario que nunca recordar a toda la sociedad que sin periodistas no hay periodismo”.

Imagen cedida por la Asociación de la Prensa de Alicante.

Dejar respuesta