La dieta mediterránea, buena para tu salud y para el medio ambiente

0
409

Conocida por sus beneficios para la salud, la dieta mediterránea es también la que menos contamina, dejando una huella de carbono inferior a dietas como las de EE UU o Reino Unido. Esto ha sido concluido por un reciente estudio en el que se han analizado platos tradicionales de la gastronomía española.

ingredientes paella
Ingredientes para una paella/ Pixabay

La producción de alimentos contamina el medio ambiente, por ello, desde hace unos años los investigadores buscan la forma de paliar las secuelas de esa contaminación causada en su mayoría por las actuales tendencias y patrones de consumo, lejanos al marco establecido en la Conferencia de Río +20 del 2012. En ella se establecían una serie de pautas a seguir para alcanzar un sistema alimentario sostenible, con el objetivo principal de no contribuir a la aceleración del cambio climático, cuyas consecuencias van desde la extinción de especies hasta la propagación de enfermedades.

Con el objetivo de mitigar el cambio climático, las estrategias de gestión para reducir las emisiones de los gases de efecto invernadero (GEI) se han de convertir en primordiales en todos los sectores, incluido el sistema de salud. Esto es lo que ha llevado a que los investigadores del estudio ‘Comparison of the carbon footprint of different patient diets in a Spanish hospital’ (‘Comparación de la huella de carbono de diferentes dietas de pacientes en un hospital español’) hayan querido analizar la huella de carbono de diferentes menús de distintas dietas alimenticias, buscando cuantificar las emisiones causadas por la producción de los alimentos usados en los mismos.

Para establecer una comparación que ayudase a identificar qué dieta acarreaba más huella de carbono se utilizaron como referencia comparativa las dietas de países anglosajones como el Reino Unido o Estados Unidos. De esta manera los resultados obtenidos del análisis de los menús en España, basados en su mayoría en dieta mediterránea, se compararon con los de aquellos países.

En el estudio han participado el Complejo Hospitalario Universitario de Huelva, la Universidad Jaume I de Castellón y la Universidad de Huelva. Para la autora principal del estudio e investigadora del departamento de Ingeniería Mecánica y Construcción de la institución valenciana, Rosario Vidal, “combatir el cambio climático es una prioridad internacional que debe ejecutarse en todos los ámbitos, como en el entorno familiar, teniendo en cuenta nuestra alimentación diaria”.

Los datos relativos a la investigación fueron recogidos en el Hospital Juan Ramón Jiménez de Huelva, y comprendían el análisis de 448 comidas y 448 cenas servidas durante un año, en las que se atendía a una demanda calórica de 2000 Kcal de media por persona al día. Las cifras obtenidas de este análisis se pueden extrapolar al consumo de los colegios u hogares españoles, puesto que las comidas usadas como muestra son las típicas que se sirven en los mismos, según afirma Vidal, incluyéndose platos como el gazpacho, la paella o el puchero.

La huella de carbono media diaria obtenida fue de 5,08 kg de COequivalente (CO2e), muy inferior a la media en EE UU, estimada entre 8,5 y 8,8 kg de CO2e, o la de Reino Unido, estimada en 7.4 kg de CO2e; todas ellas para la misma ingesta calórica. Además, se obtuvo la huella de carbono para otras 17 dietas terapéuticas como dieta blanda, líquida, hipoproteica o hiperproteica. También, durante la investigación, se elaboró una base de datos con la huella de carbono de alimentos cultivados, pescados o producidos principalmente en España.

Para la experta titular del estudio, en España “se consume mucha menos carne de vacuno (uno de los alimentos con mayor huella de carbono) y se toman más verduras y frutas, con baja huella de carbono”, lo que explica el porqué de la diferencia entre la dieta mediterránea y la de los países anglosajones. “Por eso, no solo es más sana, sino que nuestra dieta es también más ecológica”, concluye la investigadora.

Qué es la huella de carbono: Calcula tu huella

La huella de carbono es la cantidad de emisiones, de GEI que produce el ser humano al fabricar un producto o realizar sus actividades diarias, y que contribuyen a la aceleración del cambio climático. Entre esos gases se encuentra el dióxido de carbono, el metano o el óxido nitroso.

La medición de esta huella se hace en kg de CO2 equivalente, y cada persona dejamos una en función de nuestros hábitos de vida. En esos hábitos se incluyen el transporte, la alimentación, el consumo energético, las compras, etc. Si queremos saber nuestra huella de carbono existen aplicaciones web que nos lo facilitan. De esa manera podemos conocer el impacto de nuestra rutina en el medio ambiente, y en el caso de que sea alto reaccionar en consecuencia para disminuirlo.

Fuente de las imágenes: Pixabay

Dejar respuesta