La deuda pendiente de Purito

0
58
Número uno del mundo de la UCI World Tour en 2010 y 2012, Joaquim ‘Purito’ Rodríguez solo ha competido una vez en el Tour de Francia. Para la edición de 2013, su equipo, Katusha, no cuenta con la licencia ProTour, requisito indispensable para correr la Gran Vuelta. Mientras su equipo recurre la decisión al Tribunal de Arbitraje Deportivo (TAS), ‘Purito’ se plantea una salida.
'Purito' aún no sabe si podrá correr el Tour 2013. Fotografía: Petit Brun
‘Purito’ aún no sabe si podrá correr el Tour 2013. Fotografía: Petit Brun


La carrera deportiva del mejor ciclista del momento, según dictamina el ranking de la UCI World Tour, y la competición más prestigiosa del mundo permanecen divorciadas. Joaquim Purito Rodríguez, de 33 años, vive en estos días otro de sus extraños capítulos con el Tour de Francia. Su equipo, el ruso Katusha, no ha recibido la licencia ProTour, lo que le deja fuera de las grandes vueltas a no ser que haya una invitación de los organizadores. Pero en el caso del Tour es improbable, pues no forma parte del Movimiento para un Ciclismo Creíble, exigencia de la competición gala.
 
Sorprendido por la decisión, Katusha ha apelado al Tribunal de Arbitraje Deportivo (TAS). La UCI no ha explicado los motivos de una ausencia muy extraña, ya que la escuadra rusa cumple todos los requisitos deportivos, económicos y éticos, y contaba con la licencia hasta 2015. Así, en la Primera División del ciclismo en 2013 estarán Ag2r, Argos, Astana, BMC, Cannondale, Euskaltel, Blanco (antes Rabobank), FDJ, Garmin, Lampre, Lotto, Movistar, Omega, Orica, RadioShack, Saxo-Tinkoff, Sky y Vacansoleil. 
 
Purito ni se plantea no correr el Tour de Francia, por lo que está dispuesto a hacer uso de la cláusula por la cual puede romper su contrato de forma unilateral y buscar otro equipo, aunque de momento esperará a que Katusha agote todos los recursos: “Ya tiene varias propuestas sobre la mesa. Es cierto que el contrato en vigor se puede romper, pero de momento hemos decidido esperar, aunque el tiempo juega en contra”, dijo su representante, el exciclista Ángel Edo, a la web biciciclismo.com.
 
Éste es un capítulo más de una relación poco fructífera entre Purito y el Tour de Francia. Quien no lo conozca y observe primero su palmarés en la Vuelta a España y Giro de Italia espera después, al echar un vistazo en su currículo en la ronda gala, encontrar triunfos parciales, varias ediciones finalizadas entre los diez primeros e incluso algún podio. Ocurre que Purito, en los equipos en los que ha estado hasta Katusha, ha sido considerado un secundario de lujo más idóneo para las Clásicas de un día o para la Vuelta y el Giro.
 
Por eso se fue a Rusia en 2010: “Me han asegurado la presencia en el Tour, prueba a la que mis anteriores equipos (ONCE, Saunier Duval y Caisse d’Epargne) nunca han creído conveniente llevarme y en la que tengo mucha ilusión, pues tengo ya 30 años y es la única grande que me falta por correr”, dijo entonces. En aquella ocasión logró ganar una etapa, evidentemente con final en alto. Lo hizo en Mende, en una escapada con Alberto Contador, al que superó en los últimos metros gracias a su explosividad. Y acabó el Tour en el octavo escalón, aunque luego avanzó hasta la séptima plaza por la descalificación del propio Contador por su famoso positivo por clembuterol.
 
En 2011 y 2012 optó de nuevo por Giro y Vuelta, decidiendo este año así debido al recorrido del Tour, hecho para expertos contra el reloj:  “Es un trazado antiPurito. A mi edad me tengo que centrar en las carreras que mejor se me adapten. No me obsesiona el Tour, iré allí donde tenga opciones de brillar”, justificó en declaraciones al diario Marca. Una buena elección, pues esta temporada ha logrado sus mejores resultados: segundo en Italia a doce segundos del canadiense Ryder Hesjedal, y tercero en España después de liderar gran parte de la edición y detrás de sus compatriotas Contador y Alejandro Valverde. Por eso se siente preparado para cobrar en 2013 la deuda que tiene el Tour con él. Ya le toca.

Dejar respuesta