La desesperación del Celta y el poco respaldo de su afición

0
133

El Celta de Vigo, agobiado por su situación liguera, ha decidido echar mano de cualquier posibilidad para conseguir la salvación, y no duda en encomendarse a los amuletos de sus aficionados.

Así, de cara al partido del próximo 1 de abril ante el Real Madrid, donde buscarán su segunda victoria de la temporada en Balaídos, han lanzado una campaña en la que sortearán un viaje para el encuentro de la jornada siguiente ante el Recreativo en Huelva, a cambio de los amuletos de sus seguidores.

Como vigués, me llama la atención el escaso apoyo de la afición del celta  en los momentos difíciles, tal vez porque en Balaídos nos habíamos acostumbrado ya a la UEFA desde que Irureta empezó a resucitar al equipo, hasta entonces siempre oscilando entre los últimos diez puestos de la tabla. Tal vez porque el público, desencantado, se siente más aficionado al Real Madrid o al Barça, pero el caso es que en la pasada eliminatoria frente al Werder Bremen solamente la sorprendente y escasa cifra de diez mil aficionados apoyaron al equipo celeste en Balaídos.

La directiva del celta, con su nuevo presidente en cabeza se siente realmente preocupada ante una afición que se desespera fácilmente y que responde con silbidos en lugar de aplausos de ánimo. Prueba de esa intranquilidad es la iniciativa de recurrir a aspectos propios de la superstición:

”Comparte con nosotros tu suerte y acompaña al equipo al partido contra el Recreativo de Huelva” reza el lema de la campaña dirigida a la afición del equipo celtista, que no gana en casa desde que se impusiera al Valencia el 15 de octubre, y que está a un punto y un puesto del descenso.

“Ajos, agua bendita, una pata de conejo o el conejo entero… tráenos tu amuleto del 19 de marzo al 1 de abril a la oficina de abonados, déjanoslo en depósito hasta después del partido contra el Real Madrid y participarás en el sorteo de un viaje con el equipo a Huelva. A ver si juntos traemos la suerte a Balaídos”, expresa la arenga del club a su afición.

Lo cierto es que esta afición del celta está de capa caída y dista muchísimo del apoyo incondicional de aficiones ejemplares como las del Atlético de Madrid o el Bilbao.

Tal vez la afición del celta, a falta de buenos resultados, podría haberse reactivado con algún fichaje ofensivo que crease cierta expectación…

Fotografía:
www.elcorreogallego.es

Dejar respuesta