La decadente calidad del periodismo

0
110

A menudo aparecen en los medios errores cometidos por periodistas que para muchos se traducen en una falta de profesionalidad. La reciente entrevista de Ana Ibáñez al presidente ecuatoriano Rafael Correa, la publicación de una foto falsa por parte del diario El País o la comparecencia del presidente Mariano Rajoy sin derecho a preguntas son algunos de los ejemplos más recientes y conocidos.

img_17316
De izquierda a derecha, Ana Ibáñez y Rafael Correa.

Algunos errores que aparecen en medios de comunicación pueden dejar en evidencia a un periodista, una empresa o incluso a todo un grupo de comunicación. Cierto es que cualquier persona puede equivocarse en un momento determinado, pero algunas voces achacan estos errores a una falta generalizada de profesionalidad periodística, ¿estamos ante una decadencia de la calidad del periodismo?

Recientemente se han dado casos en medios españoles que han levantado varias olas de críticas en las que, además, las redes sociales han jugado un papel esencial. Uno de los encuentros mediáticos más sonados recientemente fue la entrevista que realizó la periodista de RTVE, Ana Ibáñez, al presidente de Ecuador, Rafael Correa, en La noche en 24h del pasado 19 de abril. Rafael Correa protagonizó una entrevista donde dejó notar su superioridad ante la entrevistadora, que evidenció su ignorancia en muchos de los temas debatidos. Entre constantes interrupciones cortantes y a pesar de los esfuerzos de Ibáñez por reconducir la entrevista, Correa llevó a la periodista en todo momento; se dejó notar, como acostumbra en sus debates, y lo hizo tajante; Ibáñez, sin darse apenas cuenta, estaba lejos de sus dominios, donde algunas cuestiones evidenciaron su desconocimiento en el tema. Algunos ejemplos, como la confusión de la Constitución Ecuatoriana de 1998 y la de 2008, o el equívoco respecto a televisiones cerradas en Ecuador se difundieron rápidamente por las redes sociales.

Otro ejemplo de caos periodístico reciente tuvo como protagonista al diario El País. El reconocido periódico español publicó en portada una foto de la supuesta operación realizada a Hugo Chávez que resultó no ser verdadera. A pesar de que la contrastación de fuentes es una base inmutable de todo periodista, El País se equivocó difundiendo una fotografía falsa que le había facilitado la agencia Gtres Online. Como resultado, en palabras de Óscar Lucien, experto en comunicación, “comprometió la credibilidad del medio al no verificar ni la fuente ni la veracidad de la imagen”.

Por otro lado, dejando errores concretos aparte, muchos denuncian que está teniendo lugar una crisis periodística y de credibilidad profesional. Algunos profesionales se quejan del panorama actual que vive el periodismo, como por ejemplo Ramón Lobo. Lobo denuncia la pasividad de los periodistas ante situaciones determinadas, como una de las comparecencias del Presidente del Gobierno Mariano Rajoy, en la que no se admitieron preguntas por parte de los medios. Califica la comparecencia y la política en general como una derrota o sumisión en el que los periodistas son corresponsables del desastre: “Si el primer eslabón critico de la sociedad civil se comporta como una manada obediente […] no podemos esperar que el resto de la sociedad tome conciencia de la estafa democrática que estamos padeciendo”.

Por lo tanto, cabe replantearse si el periodismo está cayendo en el desgaste y se está perdiendo la calidad de trabajo que exige la profesión. Errores como los citados pueden ser una muestra de falta de esfuerzo y dejadez en una etapa en la que el periodismo necesita más que nunca a grandes profesionales comprometidos con su trabajo.

Fotografía: Entrevista en RTVE

Dejar respuesta