"La dama de la furgoneta", las excentricidades de una gran mujer

0
625

Una señora harapienta, gruñona, que al menor descuido te atrapa con un discurso. Seguro que de cruzárnosla por la calle cambiaríamos de acera; sin embargo nunca sabemos lo que nos puede esconder la gente como ella.
Alan Bennett narra en este libro la experiencia que vivió al conocer a Miss Shepherd, un gran personaje digno de protagonizar un libro, y sin duda para conocer en la vida.
Miss Shepherd
se presenta como una mujer ultraconservadora que sueña con hacer llegar sus ideas hasta la Casa Blanca; camionera en sus años jóvenes, y aficionada a comprar furgonetas de color amarillo que aparca durante años para vivir en ellas. Uno de los afectados por una repentina instalación fue el propio autor, que describe las excentricidades de su nueva vecina desde el punto de vista del quien tiene que soportarla, el periodista que la observa, y la persona que siente compasión por una mujer de estas cualidades.

“La dama de la furgoneta” retrata de un modo irónico, directo, sencillo, la vida de una mujer que supo vivir como quería, disfrutando de su locura, y dándole emoción a una calle y unos vecinos que a pesar de los prejuicios vieron en seguida lo que necesitaba: cariño.

Quince años de coexistencia entre Miss Shepherd con sus furgonetas, instaladas en el jardín, y Alan Bennet observando desde la ventana las últimas aventuras en la vida de su peculiar inquilina; han dado lugar a uno de los libros más tiernos, duros, trasparentes y humanos de lo que llevamos de año.

Fuente de la imagen:
Google imágenes

Dejar respuesta