La crítica de Arte y la Mujer

2
419

Por qué en la facultad, todas las asignaturas que damos sólo nos hablan de hombres investigadores, historiadores… pues en este caso rompo una lanza por las mujeres pintoras, así plantearía las clases de Crítica de Arte, asignatura optativa en Ciencias de la Información.

Objetivos
-Que l@s alumn@s aprendan que también existen pintoras importantes, aunque nunca hayamos oído hablar de ellas ni de su arte.
-Conocer el mundo femenino a través del universo pictórico de las mujeres artistas.
-Equiparar lo artístico entre lo femenino y lo masculino.
-Destapar lo que nos han estado ocultando durante tanto tiempo.
-Que se sepa que en los principales museos también hay obras firmadas por mujeres.
-Utilizar un lenguaje no sexista en el arte.
-Dignificar las palabras que denominan a las mujeres en la pintura.

Estado de la Cuestión
-Cuando sólo contamos con un cuatrimestre para resumir todo un universo artístico, está claro que escogemos unos autores claves para explicar su marco contextual. En este marco sobresalen nombres como Francis Bacon, Picasso, Chillida, Goya, El Greco o Velázquez.

¿Las mujeres han pintado alguna vez? Cuando te pasas cuatro meses escuchando nombres y no aparece ni una sola fémina, es fácil planteárselo. Claro que sí!

Las pintoras importantes se arriesgaron, a pesar de la crítica chaquetera de eruditos de su época. Sin la necesidad de haber pintado durante siglos, como los hombres, bastaron muchos menos para demostrar que son iguales o mejores. Es fácil comprender porque lo hacen parecido. Ellos fueron sus maestros.

Cuando contemplas obras realizadas por mujeres, permiten apreciar que las damas también revisten la expresión de sus personajes con un sentimiento. Un ejemplo de ello son Mary Cassatt, Anne-Louis Girodet, Mary Foote, Norah Grey, Elena Yanchak o Miarianne Stokes. Estos nombres no nos suenan, quizá jamás los hemos escuchado, pero son los nombres de grandes pintoras. El sexo femenino ha estado relegado siempre por los historiadores, la historia se ha encargado de esconder sus nombres.

Resaltar los cambios que se introducen
-El camino para las mujeres pintoras ha sido duro y siempre a contracorriente.

Cuando comenzaron las academias de arte, las mujeres no eran admitidas. Fue hasta la segunda mitad del siglo XIX, en Inglaterra, que las academias se abren. En México, no se les permitía a las mujeres entrar a las clases de desnudo, y como esta clase fue muy importante para poder pintar temas históricos, o sea gran pintura, las mujeres estuvieron fuera de ella por mucho tiempo.

La valorización de las pintoras en la historia del arte sufrió un giro copernicano cuando en la década de los setenta las mujeres comenzaron a ingresar a las universidades a estudiar arte y comenzaron a preguntarse dónde estaba el legado del sexo femenino.

Historiadoras de arte feministas como Linda Nochlin, Griselda Pollock, Whitney Chadwick y Frances Borzello, se dieron a la tarea, en aquella época, de investigar la importancia de las mujeres en la historia del arte.

A partir de estos ejercicios e investigaciones es que se empiezan a redescubrir sus obras. Antes, no estaban consideradas importantes, no formaban parte del discurso de lo que es el gran arte, pues siempre que se habla de los grandes maestros se piensa en nombres como Rembrandt, Miguel Angel, Van Gogh.

También existen catálogos y obras femeninas en los museos, crearía una ruta por los museos de Madrid en los que hay obras realizadas por féminas. Analizando sus temáticas, su sensibilidad, su trazo, sus colores, su movimiento, su realidad, investigar en sus autoras, en sus vidas, en las que muchas veces se encuentra el quid  de su pintura. Existen galerías en las que se reúnen colecciones de mujeres paisajistas, por ejemplo, y en ese entorno nos encontramos con una artista que nos muestra el poder de sus obras.

Analizar obras que no podamos contemplar en vivo, a través de diapositivas o láminas en clase, para que el alumnado se familiarice con los nombres del arte que no sean los cuatro típicos y tópicos. Dar un giro total a la asignatura, sin marginar a los pintores, pero ya es hora de que se conozcan las mujeres, que de los hombres llevan muchos siglos hablándonos. Como para explicar un periodo pictórico se pone un autor clave, pondríamos un hombre y una mujer, de este modo, dos visiones nos ayudarían mucho más ha entender el contexto, uno des del lado femenino y otro del que ya sabemos, del de siempre.

Ideas para exponer y trabajar en el aula
-Programar el curso en la mitad visitas a museos, y la otra mitad analizar obras en clase con láminas o fotografías. Para explicar un contexto escogemos un pintor y una pintora, analizaremos los dos, pero haciendo más hincapié en la pintora, ya que de él sabemos muchas más cosas, simplemente sabemos su nombre, y el de ella, es la primera vez que lo escuchamos, así que hay que cambiar este punto. Hay que hacerse con sus nombres para aprender otra manera de ver el arte. Estamos negándonos un saber que es tan válido como cualquier otro, el que la historia y los historiadores nos han vetado, nos han ocultado, no le han dado ninguna importancia.

Durante las visitas pasamos una guía de la ruta que vamos a seguir, los cuadros que vamos a ver y una breve explicación de la autora y de la lámina. Sólo visitaremos cuadros de pintoras, ya que los de ellos ya los tenemos vistos, los hombres los analizaremos en clase, no en las visitas. Las clases serán amenas y dinamizadas por un feed back entre profesora y alumn@s para descubrir un nuevo mundo.

Hay que explicar por qué las mujeres siempre han estado relegadas a un tercer o cuatro plano en todas las cuestiones, pero ahora abordamos el mundo del arte, dar un respuesta para que se entienda por qué estos cuadros no tienen la misma relevancia para los historiadores como los de los hombres, entender, porque, como en la escritura, las mujeres se tenían que poner pseudónimos para sacar a la luz sus novelas y que no las hicieran de menos.

Fuentes de las imágenes:
www.google.com

2 Comentarios

  1. Gracias por tu aportación. La mujeres pintoras, poetas, fotógrafas, escultoras, etc…………………………. han aportado y aportan algo que el mundo en el que vivimos no logra acertar ver. Pero poco a poco todo se pone en su lugar, me refiero a los ojos.

Dejar respuesta