La crisis

1
603

Escribo sobre España porque es donde vivo, pazco, duermo y me relaciono, pero supongo que estas divagaciones de las que me dispongo a hablar podría extrapolarlas a cualquier otro país del mundo desarrollado, pues entiendo que existe una gran mayoría de personas que en el lugar en el que viven este tipo de cosas adquieren el grado máximo de frivolidad.

Volví a oír un tema de rap, glorioso género musical cuando se emplea con fines críticos, que la “verdadera crisis comienza cuando escribes hola sin h en el msn”. Sin llegar a ser una frase muy profunda me dio que pensar. Sin obviar la económica, claro, las cifras del paro están ahí y son incontestables, así como una recesión y demás terminología económica que todavía he sido incapaz de comprender, coincidiendo con el autor de la letra, estamos entrando en una espiral cada vez más preocupante.

Portugal está hundido, Japón se encuentra hostigado por una catástrofe nuclear que lapidará a sus futuras generaciones en todos los sentidos, una vez más nos quieren camuflar una guerra imperialista con el disfraz de la justicia y la libertad que le proporcionaran a un pueblo oprimido, en este caso el libio. Oyendo esto creo estar viviendo un déjà vu, pero con la diferencia de que ahora viene de la boca del partido que dijo no a la guerra de Irak. Por otro lado, al inefable humorista Leo Bassi le querellan por criticar a la Iglesia Católica en la Universidad de Valladolid. Si, un centro donde se presupone que el debate y el libre pensamiento pueden campar a sus anchas, aún así parece que para los sectores más reaccionarios es todavía muy difícil asimilar tales conceptos.

Estos asuntos, la actualidad manda, así como otra larga lista de sucesos, que deberían llenar, no digo nuestras vidas, pero si gran parte de nuestras inquietudes, pasan casi de puntillas para muchos. Estos están más interesados en conocer las vicisitudes de una panda de sujetos encerrados en una casa bajo la atenta mirada de un gran ojo (y no, no es el que ideo George Orwell), o por saber cuáles serán las nuevas botas que estrenará Cristiano Ronaldo, o pensando más bien en la camisetita que este fin de semana se comprarán en el Zara.

Como no sé cuánto tardará esto en llegar a la red, estas cosas de las que hablo se quedaran obsoletas. Los acontecimientos de arriba evolucionaran y no tiene pinta que para mejorar. Sin embargo, y sin querer pecar de pretenciosidad, creo que el sentido que le quiero dar a mis palabras perdurará. Más tarde o más temprano saldremos de la crisis (los trabajadores nos sacaran de ella como siempre), pero la otra tiene pinta de durar muchísimo más tiempo.

Bueno, ya acabo. Mi parada de metro se acerca y todavía me tengo que levantar del suelo del vagón y desperezar mis entumecidas piernas, afligidas por el sopor de las letras de mi cuaderno. Tengo que levantarme con alguna parada de margen puesto que la situación puede resultar bastante cómica si siguen soñando.

Fuente de la imagen:
http://leorios.blogspot.com/2007/08/blog-post.html

1 Comentario

  1. A las altas esferas no les interesa que el pueblo sepa y esté inmerso en un clima de ignorancia.

    El pueblo, pobre de él, ha caído en la trampa. Se eleva la edad de jubilación a los 67 años, como medida para salir de una crisis en cuya culpa poco o nada han tenido que ver los trabajadores, pero aquí la gente no se echa a la calle, mientras siga teniendo la prensa rosa, el fútbol, y el botellón de cada fin de semana.

Dejar respuesta