La crisis al detalle

0
105

El economista José Carlos Díez ofrece en “Hay vida después de la crisis” (Plaza & Janés) un análisis exhaustivo, pero entendible, de los orígenes de la crisis económica que padece España.

vidaJosé Carlos Díez es un economista y académico mediático e influyente. Es el economista jefe del broker Intermoney, y especialmente conocido por ser contertulio en programas de televisión y colaborador en otros medios de comunicación tanto nacionales como internacionales. Su libro Hay vida después de la crisis es una extensión de su blog El economista observador, donde continuamente ha analizado la crisis económica que padecemos desde la quiebra de Lehman Brothers.

El primer punto a favor de Hay vida después de la crisis es que no es necesario ser un experto en ciencias económicas para entenderlo. En la situación que vivimos, donde la mayoría de los españoles se han acostumbrado a escuchar continuamente términos como “prima de riesgo”, “agencia de rating” o “rescate financiero”, se agradece el hecho de disponer de una obra que explica de forma amena y clara los diversos factores económicos que intervienen en la crisis. Quizás, lo más destacable del libro sea el amplio análisis que se realiza de los hechos precedentes que avisaban de la llegada de la crisis, muchos de ellos “ocultos” a simple vista, y que convierten este libro en una importante obra de consulta perdurable en el tiempo.

Tras una visión general de las circunstancias globales, y algunos acercamientos más detallados a países como Estados Unidos, Islandia o Chipre, es exhaustivo a la hora de analizar y explicar el caso español: la situación anterior a la crisis, los desencadenantes y las circunstancias actuales, así como los aciertos y los errores de los distintos gobiernos a la hora de afrontar la situación.

Aunque la mayor parte del libro se centra en el análisis y la historia, el autor también se implica en los últimos capítulos a la hora de aportar ideas y soluciones, así como valora las posibles consecuencias de los distintos modos de actuación a la hora de salir de la crisis. Un camino que será duro, pero donde quedan resquicios para el optimismo.

Como conclusión, Hay vida después de la crisis tiene dos importantes cualidades en una obra económica. La primera, se lee fácil y de manera rápida. El propio autor aporta anécdotas personales que amenizan la lectura (las páginas donde explica los motivos de gestación del propio libro son especialmente relevantes) y los gráficos son pocos, pero los necesarios. Además esta obra es especialmente recomendable para una amplia variedad de lectores. Tanto el lector con pocas nociones de economía, pero con curiosidad acerca de la situación financiera que está viviendo, como el estudiante de ADE que prepare un trabajo sobre la crisis económicas, hasta el profesional financiero que necesite un texto de apoyo: todos ellos encontrarán aquí una elección muy recomendable en cualquier caso.

 Imagen: viñeta de Kap

Dejar respuesta