La Copa de África entra en su recta final

0
84

La Copa Africana de Naciones (CAN), que estos días se disputa en Gabón y Guinea Ecuatorial, ha llegado al término de su primera fase con algunas sorpresas llamativas, como las prematuras eliminaciones de dos potencias regionales -Marruecos y Senegal- o la inclusión entre los cuartofinalistas de selecciones poco acostumbradas a lidiar con la atención mediática, caso de Guinea Ecuatorial o Sudán. 

El gabonés Aubameyang es uno de los candidatos a MVP del torneo

Esta Copa de África prometía ser una gran oportunidad para que algunas selecciones menores del continente tuvieran sus quince minutos de gloria. Potencias como Egipto, Nigeria, Camerún o Sudáfrica quedaron apeadas en la fase clasificatoria, dejando el camino bastante allanado para los modestos, por más que la presencia de Senegal, Marruecos, Costa de Marfil o Ghana seguía suponiendo una formidable amenaza. Disputada la primera ronda del campeonato, senegaleses y marroquíes ya han hecho las maletas de vuelta a casa, mientras que otros países aún mantienen vivo el sueño de estar entre los mejores del continente.

Los dos anfitriones, Gabón y Guinea Ecuatorial, han hecho valer el factor campo para acceder a cuartos de final. El caso de la ex colonia española resulta especialmente meritorio, ya que su selección es la que peor clasificación detenta en el ‘ranking’ FIFA -151ª- y su seleccionador, el brasileño Gilson Paulo, se hizo cargo en diciembre de la preparación de este torneo, cubriendo la plaza del dimitido Henri Michel. Con varios jugadores en las divisiones inferiores del fútbol español, y liderados por Javier Balboa, del Beira Mar portugués, el Rayo Nacional dio la sorpresa al imponerse a Senegal en la segunda jornada, resultado trascendental para la suerte del grupo A. El partido definitivo ante Zambia cayó del lado del equipo del surafricano, líder solvente que dejó a los ecuatoguineanos en el segundo puesto del grupo.

Por su parte, la selección gabonesa ha disfrutado de un camino bastante más sencillo, a pesar de estar encuadrado en el grupo teóricamente más difícil, junto a Marruecos, Túnez y Níger -que fue capaz de eliminar a Egipto en la fase previa-. Con una plantilla muy estable, dirigida desde el banquillo con mano de hierro por el alemán Gernot Rohr, Gabón ha ido postulándose como favorito gracias a las buenas actuaciones de sus estrellas, Pierre Aubameyang y Daniel Cousin, ayudados por el héroe inesperado Zita Mba Na Ngoye, autor del agónico 3-2 ante Marruecos en el minuto 97.

Costa de Marfil y Ghana sentenciaron por la vía rápida sus respectivos grupos, consiguiendo el pase a cuartos ya en la segunda jornada. La selección marfileña confió sus riendas a un entrenador local, François Zahoui, quien ha optado por dar a los Elefantes una identidad de equipo. La constelación de estrellas mal avenida que ha participado en los últimos grandes torneos ha dado paso a un once compacto, en el que todos, incluidos Didier Drogba o Yaya Touré, están al servicio del colectivo. Cero goles en contra avalan una nueva candidatura de esta selección que espera conseguir su segunda Copa de África tras la de 1992.

Los Black Stars ghaneses también tienen un equipo plagado de grandes jugadores, con el extremo del Marsella André Ayew como principal referencia ofensiva, y han sabido imponerse en un grupo en el que Mali y Guinea se pelearon por la segunda plaza hasta el último partido, con la débil Botswana como comparsa. Finalmente, gracias a un gol del barcelonista Seydou Keita, Mali se llevó el segundo pasaporte a la fase definitiva.

Cuartos de final
Zambia – Sudán
Guinea Ecuatorial – Costa de Marfil
Gabón – Mali
Ghana – Túnez

Fotografía: CAF 

Dejar respuesta