La comunicación, un arma de doble filo

0
349

El denominado Encuentro de comunicadores, acogido en la Facultad de Ciencias de la Información de la Universidad Complutense, ha terminado convirtiéndose en una fantástica iniciativa que premia el talento de quienes se dedican a la comunicación en la rama periodística, audiovisual, publicitaria y científica. La cuarta edición contó con un ciclo de conferencias donde los y las profesionales de cada ámbito tuvieron la oportunidad de destripar pequeños entresijos del ‘mundillo’, y aconsejar al alumnado sobre la compleja y apasionante disciplina de la comunicación.

DSC_0733
Estudiantes tomando apuntes y siguiendo las redes sociales en la Sala de Conferencias de Ciencias de la Información (UCM).

A primera hora de la mañana, un curtido periodista del actual panorama español contaba en veinte segundos su opinión acerca de Por qué los políticos nos hablan así. “Salvando esa generalización que a mí no me gusta especialmente -políticos hay de todo tipo, como periodistas o como maestros de escuela-, nos hablan así para que no les entendamos, o para que entendamos lo que pretenden que entendamos aunque no coincida con la realidad”. Para Jesús Maraña, director de Infolibre, su ponencia podría acabar aquí. El que dirigió a lo largo de muchos años Público no tiene ninguna duda al respecto: Igual que Zapatero negó la palabra “crisis”, Rajoy negó infinitamente la palabra “rescate”. Son sólo dos ejemplos que se suman a un cúmulo de errores cuando hacemos mención a la falta de comunicación o negación de la realidad por parte de los políticos y las políticas.

Haciendo referencia a La doctrina del Shock de Naomi Klein, el periodista hizo mención al “discurso del miedo” manifestando que esta manera de actuar tiene la finalidad de “instalar una sensación de incertidumbre, miedo, que permita tomar una serie de decisiones que favorezcan al poder, y que hagan a la ciudadanía tragar con determinadas cosas; pero también puede suceder todo lo contrario, crear o instalar en el imaginario colectivo sensaciones positivas sobre realidades que no tienen nada de positivo”. El resultado de este lenguaje no es otro que una ciudadanía completamente alejada de la política, donde los medios de comunicación han tenido su parte de culpa. Para Maraña, los medios colaboran en esta ocultación de la realidad cuando recuperan las declaraciones sin verificar la información vertida en su medio.

El título de la ponencia me recordó al contenido de ¿Por qué nos odian tanto?, aunque con argumentos completamente diferentes. En esta ocasión se hizo mención al uso del lenguaje en el campo de la política y la responsabilidad de los medios, pero en otra región, como es América Latina, se conforman grupos mediáticos que configuran un “discurso político”, ocupando el vacío de poder de la oposición y estableciendo un Estado comunicador donde brilla por su ausencia la función del periodismo. Tal vez podamos encontrar alguna similitud con la actual cadena pública, RTVE.

DSC_0753
Durante la mesa redonda de divulgación científica.

Tal y como lo contempló Laura Martínez en este medio: “La comunicación es una de las disciplinas que más presente se encuentra en todos los ámbitos”. La presencia de la mesa Científicos. Decálogo del buen comunicador científico era una prueba más de ello. Annie Machordom y Alfonso Carrascosa son investigadores científicos del CSIC y saben que la comunicación no es ajena en este campo, pues ésta puede ayudar a concienciar y hacer visible lo que ocurre. La ponencia a cargo de Machordom recuperó la labor del periodista y su valor, asegurando que las y los periodistas actúan como puente entre la ciencia y el público. Para Marisé Borja, doctora en Biología, “es fundamental saber traducir al interés de la gente la importancia de lo que hacemos”. Para la bióloga, uno de los problemas que existen es que las y los periodistas editan titulares excesivos. “Os rogaría que intentárais editar los titulares y asumir que la ciencia va a tener más riesgos de los que en realidad va a tener, y no prometer lo que no hará”.

La nota periodística corrió a cargo de Noemí Gómez, periodista especializada de la Agencia EFE. Dejó el campo de la política para dedicarse a la información científica, “infinitamente más interesante que la política”, manifestaba. Con una experiencia de cinco años en este campo, asegura que su trabajo tiene una parte muy difícil: “Cuando tratas con información científica primero lo tienes que entender tú y después lo tiene que entender la gente. Los científicos tienden a ser muy puristas y esta es la parte más difícil y más bonita de nuestro trabajo”. Asegura, por otra parte, que “con el tiempo vas aprendiendo a no levantar falsas expectativas. El principio del principio es que nada va a curar nada, no es lo mismo una investigación en humanos que en ratones; hay que ponerlo, si no sería engañar a los lectores y lectoras”. Así mismo, y siguiendo la ponencia de Marisé Borja, la periodista asegura que vender es perfectamente compatible con el rigor científico, por lo que una información puede ser atractiva sin levantar falsas esperanzas.

DSC_0829
Pepa Bueno entrega el galardón a Vicente Vallés en la Categoría de Comunicación Periodística.

En un acto donde los premiados fueron todos varones era de esperar uno de los debates más necesarios, la cuestión de género. Ésta se hizo notar pasando por alto a los galardonados y dando protagonismo a las informaciones que las y los periodistas hacen llegar a sus redacciones. A colación de una intervención por parte de una asistente, la mesa redonda de divulgación científica dio lugar a un debate candente: la ausencia de mujeres expertas en la información que llega finalmente a los medios de comunicación, y cuya cifra es del 14%. La perspectiva de género se hace notar todavía más en el campo de la ciencia, donde los hombres ejercen mayoritariamente el papel de portavoces.

El ciclo de conferencias dio paso a la entrega de los premios, la parte más emotiva, donde los galardonados se mostraron entusiasmados y nerviosos detrás del atril. En la Categoría de Comunicación Periodística, Vicente Vallés, Director y Presentador de Las Noticias de las 3 de Antena 3, recibió el premio de la mano de Pepa Bueno, quien le dedicó unas hermosas palabras a su compañero de profesión. Daniel Monzón, Director y Guionista, se alzó con el premio en la categoría de Comunicación Audiovisual; Toni Segarra, Director Creativo y socio fundador de la agencia de publicidad SCPF, fue premiado por su talento comunicativo en la categoría de Publicidad, y José Manuel Galán, Investigador del CSIC y Director del proyecto Djehuty, en la categoría de Comunicación Científica.

Dejar respuesta