La Complutense no perdonará a los alumnos que no hayan podido abonar los pagos de la matrícula

0
63

LogoUCMEl rector se muestra firme ante la imposibilidad de rescatar a esos estudiantes que, ante la subida de las tasas, no pueden hacer frente a los pagos

El 17 de mayo la Universidad Complutense informaba de la anulación de la matrícula de aquellos estudiantes que en este curso 2012-2013no habían abonado el importe de la misma.

Este impago viene dado por la desproporcionada subida de los impuestos en las tasas universitarias del Gobierno de la Comunidad de Madrid, y de la disminución del número de becas por parte del Ministerio de Educación, Cultura y Deporte. Los afectados tienen hasta el día 30 de mayo para hacer efectivo el pago pendiente.

Desde la Universidad lamentan estos problemas que hayan podido existir en el procedimiento seguido para el comunicado de las anulaciones y es por ello por lo que está activando el acceso al campus virtual de dichos alumnos para no causar perjuicios en sus estudios.

Los estudiantes ya se han revelado contra esta medida de expulsión de aquellos que no hayan abonado el segundo pago, y han optado por encerrarse en el recinto. Estuvieron desde las 14.00h del día 16 de este mes en el rectorado de la Universidad, de forma totalmente pacífica, sin interrumpir el trabajo del personal.

Además, desplegaron varias pancartas con frases como “Defendamos la Universidad pública de Aranjuez” “No a las tasas. Solidaridad con los estudiantes expulsados” y “Carrillo dimite”.

Se sucedieron varios días de encierro, y aseguraban no cesar con sus protestas hasta que el rector, José Carrillo, se comprometa por escrito a ampliar el pago de los alumnos que todavía no han podido hacerlo.

A última hora de la tarde del 19 de mayo aún no se había llegado a un acuerdo con la Universidad de ampliar el pago hasta septiembre, medida que han solicitado los representantes de la Complutense a la Comunidad, además de la posibilidad de tener recursos para crear un fondo de emergencia para evitar las expulsiones.

En cualquier caso, y según indicaba la universidad la semana pasada, los alumnos que no están al día en sus pagos se podrán presentar a los exámenes. La nota se guardará para cuando puedan pagarlo y será entonces cuando se les entregará el diploma.

Este pasado martes, la propia universidad ofrecía una alternativa, un pago fraccionado en cuatro meses, además de estudiar los casos más extremos. Sin embargo, José Carrillo, rector de la UCM, matizaba también que “no podemos renunciar a cobrar la deuda de los alumnos”.

Se muestran, por tanto, tajantes de no cambiar su postura ante los encierros y protestas tanto de alumnos como de profesores.

El rector no perdonará las tasas a los alumnos que no pueden pagarlas. La culpa, dice, viene de la Conserjería de Educación de la Comunidad de Madrid y del Ministerio de Educación por la abusiva subida de las matrículas, que en algunos casos ha llegado hasta el 66%.

Para Carrillo “los verdaderos responsables están en la Puerta del Sol. Allí deberían ir los estudiantes a protestar”.

El total de la deuda de tasas impagadas supone 4,9 millones de euros, según los últimos datos aportados por la UCM.

Imagen de Universidad Complutense de Madrid

Dejar respuesta