La Comisión Europea declara el 2013 como el año del aire

0
62

Pionera desde los años setenta en la regulación de la contaminación atmosférica, la Comisión Europea, junto a la Organización Mundial de la Salud (OMS), han declarado el 2013 como el año del aire. La agenda de actividades comenzará los próximos 30 y 31 de enero con un ‘workshop’ en Bruselas.

Año del aireDurante el año 2012, y el reciente 2013, la CE, junto a la OMS, han estado actualizando el conocimiento en ciencias de la salud sobre los principales contaminantes atmosféricos nocivos como el dióxido de nitrógeno, la materia particulada y el ozono troposférico, como un paso clave para evaluar la posibilidad de actualizar las políticas europeas en esta materia.

Con el fin de adoptar una nueva estrategia respecto a la polución en las ciudades, la CE ha declarado el presente año 2013 ‘Año del Aire’, una iniciativa que irá acompañada de nuevas propuestas para mejorar la calidad del aire en las ciudades europeas.

Los combustibles fósiles son la principal fuente de emisión de contaminantes a la atmósfera, produciendo enfermedades pulmonares como el asma, que afecta a 235 millones de personas en todo el mundo, y que según la OMS, las muertes por asma aumentarán en casi un 20 % los próximos 10 años si no se toman medidas urgentes.

El plan propone tomar las medidas necesarias para mejorar la calidad del aire en las ciudades de la Unión Europea, resaltando la importancia del aire limpio para todos y realizando una revisión de los últimos avances científicos acerca de los principales contaminantes atmosféricos. El compendio de resultados tendrá lugar el próximo 30 y 31 de enero en un ‘workshop’ en Bruselas, bajo el título Understanding the Health Effects of Air Pollution: Recents Advances to Inform EU Policies dando comienzo al calendario de actividades que se llevará a cabo durante el presente año.

Para ello se realizará una revisión exhaustiva sobre la materia particulada, el ozono troposférico y el dióxido de nitrógeno, principales gases contaminantes presentes en la atmosfera, en la que se abordarán desde los efectos adversos que generan sobre la salud respiratoria y cardiovascular, hasta la identificación de fuentes de emisión, tamaños y concentración mínima que pueden generar un daño sobre la salud.

Los participantes presentarán tanto descubrimientos acerca de los efectos como los datos más novedosos que demuestran las consecuencias nocivas para la salud. También se resumirán los logros científicos alcanzados en esta materia, así como aquellas áreas en las que es necesario continuar investigado.

En el ‘workshop’ se informará de los últimos avances en investigación, la normativa relacionada con la calidad del aire y su importancia para la salud pública. Además, resumirá cómo la ciencia ha avanzado en esta materia, las incertidumbres restantes y las áreas claves para futuras investigaciones.

Por otro lado, la CE invita a consulta pública a los ciudadanos para proponer medidas en la mejora la calidad del aire. Esta propuesta estará abierta hasta el 4 de marzo y los resultados serán incluidos en la revisión de las políticas europeas en materia de calidad del aire.

Fotografía: Azahara Román

Dejar respuesta