La china en el zapato

0
188

Algunos puntos débiles de China
Comienza la cuenta atrás para los Juegos Olímpicos en China. La antorcha ya se ha echado a los caminos. Y mientras, el Partido Comunista, en su XVII Congreso. Todo ello en un plan meditado para lavar la imagen del gigante asiático ante la opinión pública mundial. Es lo que llaman “la construcción de un mundo armonioso”.
China comenzó su modernización en 1978 con la ya archiconocida frase de Den Xiaoping: “Gato negro, gato blanco, da igual mientras cace ratones”. Y bien que los caza. El año pasado, el PIB ha llegado a 2,6 billones. Es decir, tiene un crecimiento anual medio del 9,6 %. Por ello, China es la cuarta economía mundial. Pese a sus gigantescos logros en los últimos años, aún tiene algunos retos que asumir. Éstos son algunos de ellos:

  • Es un país muy pobre. Su economía se basa en la producción de mercancías que requieren un alto coeficiente de mano de obra. Sus salarios medios son bajos en comparación con Europa y EEUU.
  • En segundo lugar, la creciente desigualdad existente en el país. Las fortunas se encuentran en Beijing y en Shangai. Los ingresos son muy diferentes si se trata de una región costera o de interior y entre un área urbana o rural. En el país actual hay 300.000 personas que viven en la más absoluta opulencia, mientras que 400 millones de personas sobreviven con dos dólares al día.
  • La corrupción se encuentra a la orden del día, en un marco de un Partido férreo, opaco y sin divergencias aparentes.
  • El coste medioambiental de este crecimiento es gigantesco. Desertización, degradación del suelo, contaminación de los ríos, de los mares y del aire, emisión de gases de invernadero y pérdida de biodiversidad, entre otros, han sido los efectos de una industrialización muy rápida y poco respetuosa con el medio ambiente en la costa y de la persistente pobreza. La degradación ecológica en el gigante asiático amenaza la vida de la población. Dieciséis de las veinte ciudades más contaminadas del mundo se encuentran en este país. Se niega  a fijar objetivos específicos contra las emisiones del CO2. El agua potable es un bien escaso (afecta a 23 millones de personas), mientras que aumenta la demanda de energía, materias primas y alimentos.
  • La salud pública es otro de los problemas más acuciantes. La atención médica es insuficiente. Cada año los casos de VIH aumentan de forma alarmante.
  • En cuanto a la tasa demográfica y la política natal hace que el país ancestral se envejezca más rápido de lo que crece. China es el país más poblado de la tierra con 1.300 millones de habitantes. Representa el 21% de la población total de un planeta en el que más de la mitad de sus habitantes son asiáticos.
  • En lo referente a derechos humanos y comunicación, la situación es conocida: monopolio de los medios, censura, control, tortura, encarcelamiento de la disidencia, “ciberpolicía”, violaciones de la propiedad intelectual. El último incidente cercano a las Olimpiadas, la negativa del Tíbet a que la antorcha recorra la isla, ha provocado una revisión de la diplomacia política, más allá del temor al sabotaje.
  • Aunque vista la situación general del país pudiera parecer alarmante, muchos de los últimos esfuerzos ante la puesta a punto del país son positivos. El gran dilema de la evolución china se apoya en armonizar un crecimiento económico con un impulso de bienestar social y la estabilidad e institucionalización política. Llevar a cabo una revolución sostenible en una sociedad que se transforma y se moderniza a un ritmo extraordinario. 

1 Comentario

Dejar respuesta