La carrera por la no exclusiva

0
414

Haz clic sobre la imagen para ampliarlaPau Gasol, acaba de fichar por Los Angeles Lakers. Es la noticia deportiva más importante de la semana y salta a la luz un viernes por la noche. Hace unos años, los avances informativos de radio o televisión habrían sido los primeros en dar la noticia mientras los periódicos apuraban el cierre buscando la mejor portada posible. Pero estamos en la era digital, y todos los medios, ya sean de radio prensa, o televisión,  actualizan sus páginas web lo más pronto posible para dar la gran noticia.

En España, el “Marca” es el diario escrito más vendido, y su página web, una de las más visitadas por los aficionados al deporte. De hecho, en la parte superior izquierda, debajo de la fecha, se puede leer: “También líderes en Internet: ayer, 1.302.593 usuarios (OJD)”. Naturalmente, una página de estas características, no puede quedarse atrás en la carrera por publicar la noticia y debe actualizarse al minuto. Por ello, nada más conocerse la misma, el titular de la página decía: “Pau Gasol, a los Lakers”.

En principio todo es normal, las diferentes páginas informativas también han publicado la misma noticia, y los periodistas han cumplido con su misión de informar al mundo lo más rápido posible. Pero el mundo demanda más, y “Marca” quiere ser el primero en satisfacerlo. La noticia no es suficiente, las personas desean comentarios, análisis y opiniones de los supuestos “expertos”. Y para ello, a falta de editoriales y columnas de opinión, nada mejor que los “blogs”.

Ramón Trecet, uno de los autores de blogs del “Marca”, quiere ser el primero en comentar la noticia.  No en vano, su definición del blog reza así: “un repaso a la actualidad deportiva con especial hincapié en los temas de marketing y mass media, teniendo en cuenta que el deporte es cada vez más un espectáculo de consumo social al nivel del cine o la música pop”. Para un mayor consumo, mayor rapidez, parece pensar este periodista, y si para ello hay que darle una patada al diccionario, no importa. Al fin y al cabo, es información deportiva, es un blog y estamos en la cultura del espectáculo, donde precisamente la cultura es lo que menos importa.

Nada más empezar, que mejor que un titular con doble signo de exclamación al principio y al final. En mayúsculas y alargando la última palabra (“¡¡VAYA, VAYAAAA!!”). Hay que captar la atención de la gente, lo demás carece de importancia. Llegamos al primer párrafo y la tecla de acentuación del teclado ha pasado a mejor vida (“propósito” y “cuestión” son ejemplos de ello).  Pasamos al segundo párrafo, donde puntos y comas se colocan sin ningún sentido: “(…) con Radmanovic y demás. ofrecen un tentador panorama de cara a la segunda mitad de la temporada. Chris Mihm, etc.,…,”. En el tercero, los acentos siguen sin aparecer (“último”, “término”, “difícil”, “parámetros”…), las comas se bastan por sí solas para una numeración de elementos (nada de “y” u “o” al final) y puestos a resaltar una palabra, solo existe un recurso: toda en mayúsculas.  Para terminar, más acentos, alguna cifra olvidada y un final protagonista: “Os dije que le traspasabam, blogeros”.

De todos es sabido que el periodista siempre anhela la exclusiva. Pero a falta de la misma, todo se reduce a una carrera. Quien primero publique, gana.  Pero “Marca”, también conoce otros recursos. A falta de exclusiva, lo que más se le parezca.  Y por eso recuerda a sus lectores que en 2004, Gasol confesaba a dicho periódico que veía como ciencia ficción jugar en los Lakers.

A pesar de todo, no parece que el camino que va a seguir el periodismo en lo digital vaya a ser tan negro. La sociedad no está preparada para ello y por eso muchos lectores han dejado comentarios quejándose, principalmente,  de las faltas de ortografía de dicho blog.  Además, por sus comentarios, uno se da cuenta de que “Marca” había adelantado mal la noticia y de que el texto de Ramón Trecet tenía aún más faltas de ortografía.

No sé si todo ello será consecuencias de las licencias que se pueden tomar en un blog o del poco rigor que parece tener el periodismo deportivo. Quizá esto sea el ejemplo más radical de lo bajo que puede caer el periodismo en la red, pero tampoco creo que sea el único. Mientras en muchos foros se debate si es correcto hablar con lenguaje de chat y sms, parece claro que un blog no tiene cabida para ello y más aún cuando quien lo escribe está ejerciendo la profesión de periodista. Por cierto, han pasado varias horas y el texto sigue sin corregirse. Parece que algunos todavía no aprovechan las oportunidades que le ofrecen las nuevas tecnologías.

Fuentes del texto:
www.marca.com
Fuentes de las imágenes:
www.google.es
www.elpais.com

Dejar respuesta