La carrera por el e-book

0
201

Muchos son los que discuten el futuro del ámbito editorial. El libro parece, cada vez más, una pequeña isla entre los frenéticos avances del mundo digital. Pero una revolución está en camino: el e-book. Y es que ya hartos del antiguo soporte de papel, la industria tecnológica y editorial están impulsando este nuevo modelo. Respetuoso con el medio ambiente y mucho más versátil que la vieja hoja de papel, los e-libros parecen la apuesta de futuro.
Unido a la evidente evolución tecnológica que supone una pantalla portátil con respecto a una hoja de papel, los libros digitales destacan por su versatilidad. El nuevo formato permitirá un acceso fácil y rápido a los libros vía internet, pudiendo tener una biblioteca propia en un espacio mínimo. Esto era poco menos que un sueño en 1971, donde encontramos los orígenes de la digitalización de libros. En aquel entonces Michael Hart, lideró en una época apenas influida por el ordenador el “Proyecto Gutenberg”, una iniciativa para digitalizar libros y ofrecerlos gratis. Es evidente pensar que las bibliotecas son a los libros, lo que internet
será en el futuro a los e-books.

En el espacio de lectura hay quienes discuten las ventajas de los nuevos libros digitales. La lectura en pantalla de libros descargados, sigue siendo minoritaria frente a la tradicional. Ésta es quizá, la mayor causa de que los libros digitales no sean una realidad. Tecnología hoy en día sobra para descargar un libro de internet y leerlo con un procesador de texto. Pero no es suficiente. Falta movilidad, ligereza y ese toque distintivo que otorga leer un libro como actividad única, fuera de cualquier distracción que ofrece un ordenador.

Es por ello que muchas empresas están intentando desarrollar un terminal atractivo para el consumidor; pantalla a color, poco peso, diseño innovador… La guerra comercial está servida. A la revolución comercial y social de Gutenberg en el siglo XV, parece que va a sucederle otra pero de tipo mucho más comercial. Sony, Creative o Amazon, son varias de las firmas que compiten en la carrera por el e-book.

La búsqueda de un diseño perfecto es gran parte del futuro éxito, y el éxito de los e-book todavía está por ver. La sociedad digital en la que vivimos parece que no va a permitir que los libros copen toda la importancia editorial. El interrogante está en si todavía estamos preparados, tanto empresas como consumidores, para la adaptación que supone.

Fuente de la imágen:
La voz de Galicia http://media.lavozdegalicia.es/default/2008/01/04/00121199463330419404104/Foto/*DESARROLLO.jpg

Dejar respuesta