‘La buena vida’, el universo Fratini

0
681

Gracias a Lumen nos asomamos al mundo de Sara Fratini, creadora de “mujeres-sirenas”, llenas de energía positiva y, sobre todo, felices y sin complejos.

9788426401915¿Asumes que eres un desastre y no encuentras ni tus propios pensamientos en tu caótico desorden personal? ¿A veces la pereza te tienta y te atrapa? ¿Sueles sentir deseos irrefrenables de posponer todo y arrancar a bailar? ¿Te quedarías a vivir en un libro o en una taza de café? Si has respondido afirmativamente a alguna de estas preguntas, o a todas, es probable que seas una chica Fratini y, con total seguridad, vas a prendarte de la joven autora venezolana. La buena vida, una compilación de sus mejores trabajos, ya está disponible en librerías y supone una descarga de buena onda.

La oda a la mujer, la feminidad celebrada, es el hilo conductor de las características viñetas de la autora, que desprenden frescura y son un trampolín para potenciar la autoestima y la aceptación de uno mismo, de una misma. Trazos inocentes, casi naïves, retratan a entrañables mujeres-sirena en momentos cotidianos y tiernas ensoñaciones: largas melenas -sedosas o enredadas-; voluptuosas curvas, mejillas sonrosadas y desnudos desinhibidos son el sello Fratini. Y ningún complejo: fuera culpas por los atracones de helado o los días dedicados al dolce far niente. Las chicas conviven con sus pequeños monstruos y fantasmas personales, se dejan retratar en pijama o dormitando, y no tienen reparos en liberarse del bañador si les oprime. 

tumblr_nes6p9eiG51rsn11uo1_1280Porque estas pequeñas Venus son reflejos de mujeres imperfectamente perfectas, cercanas y cotidianas. Señoritas dulces y encantadoras que, como las de carne y hueso, también se agobian por el trabajo pendiente, se sienten inseguras, tienen mal humor y batallan con sus fantasmas personales. Tal vez, en sus orígenes, fueran más estilizadas, pero “empezaron a engordar”, según cuenta Fratini en una entrevista a Europa Press. Parte del encanto de la autora reside en esa capacidad para transmitir armonía gracias a unas protagonistas que no se dejan arrollar por el estrés y desafían los ideales estéticos, enamorando a quienes las miran con una belleza natural que no requiere maquillajes.

Desde su país natal hasta Italia, su actual país de residencia, hay muchos kilómetros y un largo camino de esfuerzo: el trabajo duro y la perseverancia han sido claves para la autora a la hora de llegar hasta donde está. Hace unos años, mientras continuaba sus estudios de Bellas Artes en Francia gracias a una beca Erasmus, se autoimpuso una disciplina consistente en dibujar todos los días y, fruto de la misma, sus trazos fueron perfeccionándose cada vez más, tal como la ilustradora comenta en su página web. Ante nosotros tenemos el resultado: La buena vida, más de un centenar de viñetas de su puño e imaginación, muchas de ellas inéditas. Ella misma es el ejemplo viviente de que los sueños terminan cumpliéndose si uno trabaja duro y ama su trabajo, sea el que sea.

Sara-Fratini_PLYIMA20141230_0009_5

Podéis seguir a Sara Fratini en Facebook y Twitter.

 

Créditos de las imágenes: Sara Fratini (Tumblr y Facebook)

Dejar respuesta