‘La buena suerte’ de que Montero siga escribiendo

0
255

Iniciamos el 2021 con la última obra de la escritora y periodista Rosa Montero que llegó el pasado año a las librerías para convertirse en una de las grandes sorpresas del 2020. En esta ocasión se aleja de la fantasía y de la novela policiaca para contar una historia realista, intimista y agradable que hará las delicias de sus lectores más incondicionales y que complacerá a los que aún no han descubierto su prosa.

La buena suerte, publicada por Alfaguara, comienza situándonos ante un hombre que se traslada a un pequeño pueblo llamado Pozonegro, decidido a alejarse de la civilización y a apartarse de todos los que le conocen. Allí descubrirá las costumbres del lúgubre lugar y conocerá a nuevos vecinos mientras, en medio de una inesperada huida, reflexiona sobre su pasado. Esta historia con grandes dosis de misterio tiene un ritmo muy ágil, manteniendo el interés en sus más de trescientas páginas.

Junto a Pablo, el otro personaje fundamental es Raluca, una mujer alegre, parlanchina y optimista que persigue la suerte sin descanso y que tambaleará las convicciones del protagonista. Les acompañan una serie de personajes que iremos descubriendo a lo largo de la lectura y que perfilan la intriga. Por tanto, el último título de Montero no tiene numerosos personajes, ni le hace falta; es sencillo, ameno y muy entretenido, en el que la autora trata temas como la educación, el miedo, la culpa y la redención.

El pasado de Pablo se va desvelando paulatinamente, pudiendo el lector urdir los hilos narrativos antes de resolverse la trama en el desenlace. Pese a ello, el argumento se desenmaraña con soltura y conserva alguna sorpresa en el último capítulo. Es una obra de las que gusta leer de vez en cuando porque, tras acabarla, te sientes complacido y emocionado.

Uno de los puntos fuertes de La buena suerte son sus consideraciones sobre la maldad y el perdón, así como la inclusión de sucesos reales, apoyados por datos médicos y biológicos, que promueven la reflexión del lector. También he de advertir que hay escenas crudas, que pueden incomodar en algunos momentos y que la autora no dulcifica.

La buena suerte de Rosa Montero es una novela recomendable, que te mantiene atrapado hasta el final de sus páginas, y que puede ser una buena compañía para estos días en los que inevitablemente pasamos demasiado tiempo en el hogar.

Dejar respuesta