La Bella Durmiente de Marco Bellocchio

2
167

Con motivo de la celebración del 5º Festival de Cine Italiano de Madrid, el conocido director y guionista Marco Bellocchio, uno de los imprescindibles del panorama cinematográfico italiano de los últimos años,  ha aprovechado para presentar en nuestro país Bella addormentata, un drama que aborda la eutanasia, ambientado en una Italia bastante reciente.

Fotograma de la película
Fotograma de la película

Tres historias se tejen en torno a los últimos días de Eluana Englaro, una mujer italiana que pasó diecisiete años en estado vegetativo debido a un accidente de coche. La incesable lucha de su padre por conseguir la suspensión de la alimentación e hidratación artificial, cumpliendo con los deseos de su hija, generó una enorme controversia en el panorama social y político italiano.

Marco Bellocchio, comprometido con las causas sociales, y con su mirada crítica como seña de identidad, anunció su intención de hacer una película sobre el caso de Eluana, y así lo ha hecho; con una visión que ahonda más en el contexto que en su historia personal.

Un senador (Toni Servillo) se debate a la hora de votar por una ley, que respetando la disciplina de su partido, va contra su conciencia. Su propia experiencia le hizo vivir muy de cerca la situación, ya que su enferma esposa (Federica Fracassi), tras varios años de sufrimiento, le pidió que acabara con todo aquello. Su hija (Ana Rohrwacher), por el contrario, lo tiene más claro; es una activista del movimiento pro-vida, que se manifiesta rezando cada día frente al hospital de Eluana. Allí conoce a un joven (Michele Riondino), que acude a protestar por la causa contraria, y del que rápidamente se enamora; pero por el que sin embargo, no cambiará sus ideas.

Paralelamente a este historia, la gran actriz Isabelle Huppert, interpreta a una mujer profundamente católica que sacrifica su relación con su esposo e hijo, y en general, su vida por completo, por cuidar la de su hija, en estado de coma irreversible. La ve y representa como a la Bella Durmiente de Disney, y, postrada ante su cama, ansía con gran fe que en cualquier momento vuelva a abrir los ojos.

La última historia que cierra este círculo vital es la de una joven drogodependiente (Maya Sansa) decidida a acabar con su vida, y un médico (Pier Giorgio Bellocchio, hijo del director), que hará lo posible por evitarlo. Ella sí tiene elección, no se trata de eutanasia como en el caso de las demás; pero con ello Bellocchio consigue plantear una reflexión. Ella se dice muerta en vida…es la verdadera bella addormentata del relato.

El resultado es un combinado de historias sobre la repercusión social de aquella Italia convulsa: enfrentamientos entre el Presidente del Consejo y el de la República, entre partidos políticos, ciudadanos, conflictos con el Vaticano… Sin embargo, Bellocchio se centra más en lo que sería contar la historia de Ramón Sampedro en Mar adentro, en lugar del contexto social y político de España; y en este caso, puede que interese más lo segundo. Es, aún así, otra buena apuesta de este maestro italiano.

[youtube]https://www.youtube.com/watch?v=hSFlB4V7uns[/youtube]

Imágenes cedidas por Cattleya / Rai Cinema
Vídeo cedido por Celluloid Dreams

2 Comentarios

  1. En un tema tan complicado como el q aborda la pelicula me parece que la descripcion del film es capaz de resumir brevemente la trama sin hacer juicios de valor, lo que se agradece.

  2. Siento decir que te falto un poquito de fuerza en el articulo.No retomemos al curso pasado.Aparantemente profundidas pero se te escapo algo.Un planteamiento tal vez extenso.un saludo

Dejar respuesta