La BBC creará la figura del “editor jefe de quejas”

0
120

La radio televisión pública británica (BBC) creará una página web donde la audiencia podrá realizar quejas de forma sencilla por los contenidos que emitan los medios de su grupo. El objetivo de esta medida es que el mecanismo de interposición de denuncias contra las publicaciones sea “más rápido, más simple y más fácil de entender”, para así poder “actuar con rapidez y pedir disculpas si es preciso”, según declaró el presidente de la BBC, Lord Patten.

La BBC recibe al año unas 240.000 quejas editoriales. De ellas, el 94 por ciento son contestadas antes de diez días. El propio presidente del conglomerado de la radiotelevisión pública británica, Lord Patten, señaló que “la BBC es el mayor emisor del mundo, pero no es perfecto. A veces hace las cosas mal”.

Para realizar esta función, la corporación creará la figura de un “editor jefe de quejas” que se encargará exclusivamente de este cometido. Además, se elaborará una guía sobre el protocolo a seguir en la presentación de protestas, lo que reducirá el plazo de las resoluciones y favorecerá una tarea más eficaz y rápida. Se trata de una iniciativa que tiene el objetivo de mejorar la calidad del grupo británico, intentando permanecer en continua conexión con sus espectadores y lectores.

No son muchos medios los que hoy en día permiten realizar quejas sobre sus contenidos de una forma fácil y pública. En España encontramos, además de  las “Cartas al director” o la figura del “Defensor del lector”, un apartado que se dedica a esta difícil tarea y que incluye Radio Televisión Española en su página web. 

El portal de la cadena pública cuenta con un “Formulario de quejas, sugerencias y reclamaciones” dirigido por la defensora del espectador, el oyente y el usuario de medios interactivos de RTVE. En este sistema no se admiten correos anónimos que incluyan insultos o se aprecie en ellos mala fe o perjuicio a terceros.

La mayoría de los portales de información apuestan por el apartado “Contacta”, donde el público puede emitir su particular denuncia contra los contenidos del medio. El problema radica en que la respuesta suele llegar tarde y, en algunas casos, nunca.

Uno de los recursos más frecuentes es dirigirse a determinadas asociaciones como Usuarios de la Comunicación, que a lo largo del año pasado recibió centenares de reclamaciones. Entre los casos más sonados están las decenas de protestas contra Telecinco por emitir imágenes de escenas violentas y procaces, enfrentamientos entre colaboradores e invitados y utilizar un lenguaje soez en horario de protección infantil.

Por estos motivos, la asociación expuso sus quejas ante la Secretaría de Estado de Telecomunicación. Finalmente, el Ministerio de Industria abrió un expediente sancionador contra Telecinco por emisión de contenidos con “referencias sexuales explícitas”.

Algunos casos como éste se podrían agilizar si el grupo de comunicación mantuviera un contacto constante con la audiencia, quien podría anticipar su “aviso” sobre un tratamiento informativo determinado. Un objetivo que intentará llevar a cabo la BBC mediante una tarea que requiere tiempo, dinero y profesionalidad periodística. 

Fotografía: BBC

Dejar respuesta