La batalla energética por el gas, una cuestión rusa

0
178

Gazprom, el gigante ruso de la energía, quiere hacerse con el 20% de las acciones de Repsol. Rusia no quiere perder la batalla por el control energético y esta vez se ha fijado en la empresa española que le puede abrir nuevas puertas en el mercado internacional.
Las cuestiones de la economía son complicadas por ello hay que saber quiénes son los jugadores en esta partida de cartas que ha puesto en jaque a políticos y economistas no sólo españoles sino también europeos.

¿Quién es Repsol YPF?
Según los expertos Repsol YPF forma parte de las llamadas “empresas estratégicas españolas”, lo que significa que antes de su privatización era una empresa pública. Cuando esto ocurrió se convirtió en una sociedad anónima que cotiza en Bolsa y cuyos intereses principales se encuentra en América del Sur y norte de África. En estos momentos las propietarias de Repsol YPF son: Sacyr Vallehermoso, grupo constructor que posee el 20,01% de las acciones; La Caixa, caja de ahorros catalana con un 12%; PEMEX, empresa pública paraestatal mexicana petrolera con el 4,9% y la empresa aseguradora AXA con el 4,2%.

¿Quién es Gazprom?
Es el gigante energético ruso de la energía y que se sitúa entre las cuatro grandes corporaciones energéticas del mundo, la cual en estos momentos controla el 17% de las reservas del gas del planeta y abastece a más de la mitad de Europa. Gazprom se encuentra bajo control estatal, aunque desde 1989 no es un ministerio sino una “herramienta de poder del Estado ruso”. Como último dato es relevante señalar que el actual presidente del gobierno ruso, Dimitri Medvedev, fue presidente de la compañía antes de asumir su actual cargo.

Las posteriores consideraciones
Después de haber descrito a los jugadores, parece interesante destacar qué ha pasado en la primera jugada de esta partida de cartas. Como ya hemos visto en los tiempos de bonanza inmobiliaria Sacyr Vallehermoso se lanzó a la adquisición de acciones de Repsol YPF, pero los tiempos han cambiado y el grupo constructor se encuentra en una situación un tanto crítica, por lo que ha expresado su interés en la posible venta de las acciones para adquirir algo de capital. Ante este movimiento, Gazprom ha levantado la mano y ha declarado su interés por adquirir ese 20,1% de las acciones lo que la convertiría en la controladora de la empresa española.

Gazprom ya ha demostrado su poder en 2006 y 2007 cuando debido a las disputas con Ucrania y Bielorrusia, cortó el suministro de gas hacia Alemania y Polonia lo que puso en jaque a la Unión Europea que en materia energética queda bajo el control del gigante ruso. Para la empresa rusa, adquirir las acciones de Repsol YPF le abriría la puerta a nuevas posibilidades, en especial hacia América Latina, donde se encuentra Hugo Chaves presidente de Venezuela que confraterniza con el gobierno ruso.

Ante todos estos movimientos parece claro que ni desde el Gobierno de España, ni desde los países de la Unión Europea se quiera esta entrada de Gazprom en Repsol YPF. Rusia ya tiene suficiente control sobre el mercado energético como darle aún más y que le sirva siempre de arma arrojadiza cuando las medidas que se toman en la UE no le interesan. Ahora queda por saber cómo se resolverá la cuestión y qué medidas se adoptarán. Por el momento ya se ha declarado que como Repsol YPF es una “empresa estratégica” no tiene mucho sentido dejarla en manos extranjeras, porque por mucho que se privatice hay elementos que nunca cambian.

Fuentes del texto:
Edición impresa de El País del jueves 13 de noviembre de 2008
Fuente de la fotografía:
www.repsol.com
http://www.gazprom.com/

Dejar respuesta