La balcanización de los Balcanes

4
1948

Muchas son las veces que hemos oído hablar de la posible “balcanización de España”. Esa “amenaza” que se cierne sobre la Península Ibérica, y que conllevaría la desintegración del Estado español para convertirlo en un crisol de pequeños países, está presente desde que surgieron los nacionalismos periféricos. Sin embargo, no nos engañemos, eso no ocurrirá hasta que a las grandes potencias del planeta no les interese. El ejemplo perfecto lo tenemos en Europa del Este, en esa zona que hasta hace no mucho conocíamos como Yugoslavia.

1980. Muere Tito. El héroe de la resistencia partisana frente al invasor nazi. El hombre que consiguió cohesionar a pueblos enfrentados durante siglos. El político comunista que plantó cara a Stalin.

1989. Miloševic accede a la presidencia de la República Socialista de Serbia, todavía integrada en la República Federal Socialista de Yugoslavia. El nacionalismo serbio, en constante efervescencia desde la muerte del Mariscal Tito, comienza a alcanzar cotas de extrema radicalización. Instigados por la propaganda de Miloševic, los serbios olvidan rápido la solidaridad entre las naciones balcánicas tan propugnada por Tito. Tambores de guerra redoblan en Belgrado. Miloševic pretende reunir a toda la población de etnia serbia bajo el techado de una Gran Serbia. Ello implica anexionarse vastos territorios de Bosnia-Herzegovina, Croacia y Eslovenia, con la consecuente defunción del Estado yugoslavo.

Mientras, en Croacia las consignas nacionalistas también cuajan entre la población. El odio hacia los serbios crece por doquier. Las viejas rivalidades, ignoradas durante el período de Tito, vuelven a bullir. En un clima de extrema tensión, ejemplificada en acontecimientos como la batalla campal entre croatas y serbios en el partido de fútbol que enfrentó al Dinamo de Zagreb y al Estrella Roja de Belgrado, el comienzo de la guerra era cuestión de tiempo.

Y así fue. Entre 1991 y 2001 la región dinárica se vio sacudida por una serie de guerras que acabaron con miles de muertos (más de 100.000 solo en Bosnia), millones de refugiados y la desintegración de la antigua Yugoslavia. Eslovenia, Croacia, Bosnia-Herzegovina y Macedonia fueron independizándose una tras otra. Todas menos Macedonia pasaron por el horror del conflicto bélico antes de materializar su autonomía.  Sólo Montenegro se mantuvo fiel a Serbia, y ambas formaron la República Federal de Yugoslavia hasta 2006, cuando se separaron pasando a ser Estados independientes. No obstante, todavía quedaría un nuevo capítulo en esta historia. Kosovo, región del sur de Serbia, se unió a la fiesta de secesiones en 2008. Bajo el auspicio de Estados Unidos y la Unión Europea, por supuesto.

Y es que, como al principio comentábamos, el desplazamiento de fronteras siempre encierra detrás los intereses particulares de aquellos que mandan. Y más en el caso de regiones pertenecientes a una zona geopolítica de vital importancia como es Europa.

No es casualidad que la guerra en Eslovenia durara apenas diez días, mientras que en Bosnia se prolongara durante más de tres años. Eslovenia comparte frontera con Italia y Austria, países pertenecientes al bloque occidental. Organizaciones como la UE o la OTAN no podían permitir poner en peligro a alguno de sus socios. Sin embargo, sí les interesaba mucho que un país que ofrecía un modelo de organización alternativo, y por tanto enemigo, se consumiera en un mar de guerras. Ese era el destino de la otrora próspera Yugoslavia.

El caso de Bosnia-Herzegovina es el más flagrante. Encerrada entre los dos “gigantes” balcánicos -Serbia y Croacia-, el país de Ivo Andrić (Premio Nobel de Literatura en 1961) sufrió lo indecible entre 1992 y 1995. Las ansias expansionistas de los dos vecinos, unidas al odio étnico y religioso, constituyeron un cóctel explosivo que estalló en las manos de la población bosnia. Diferenciados del resto de pueblos yugoslavos por su fe musulmana, los bosnios pagarían cara su herejía frente a los cristianos –ortodoxos en Serbia, católicos en Croacia-. Además, su condición geográfica alejada de intereses occidentales, provocó la pasividad de la Alianza Atlántica ante el exterminio que unos y otros llevaron a cabo en su territorio. Solamente tras la masacre perpetrada por los serbios en Srebrenica –donde más de 8.000 bosnios musulmanes fueron pasados a cuchillo por el ejército de Mladić y Karadžić- los líderes del mundo desarrollado tomaron la decisión de actuar con contundencia. Los “defensores de la paz” llegaron tarde, ¡qué casualidad!, allí donde sus ambiciones no eran suficientemente amplias.

Pero el tema más actual es el de Kosovo. Esta región, considerada por los serbios como la cuna de su cultura, fue declarada independiente en  2008. ¿Cómo una parte del territorio de un Estado soberano puede separarse del mismo por el decreto de otros agentes internacionales? Muy fácil, cuestión de poder. Y de intereses. Es de sobra conocido que Estados Unidos no tiene reparos a la hora de saltarse el derecho internacional cuando le conviene. Evadir una norma ius cogens –cimientos sobre los que se asienta todo el derecho internacional-, como la no injerencia en asuntos de otros Estados, para debilitar a otro país supone un ataque frontal a toda norma de convivencia. Claro que, el autodenominado defensor del mundo libre no es ajeno a estas prácticas. Sus actuaciones en América Latina en la segunda mitad del siglo XX así lo atestiguan.

Pues bien, Kosovo se independizó por la voluntad política de la superpotencia dominante. Con la excusa de la mayoría étnica –durante todo el siglo XX el sur de Serbia ha recibido gran volumen de población albanesa en busca de prosperidad económica. Con el paso del tiempo, los albanos han alcanzado y superado en número a los serbios de Kosovo, que hoy en día viven apartados en torno a los numerosos monasterios ortodoxos de la región-, EEUU y parte de la UE no dudaron en respaldar la violación de la soberanía legítima de otro Estado, el serbio, para llevar a cabo sus planes de estabilización de la región. Como si de una partida de ajedrez se tratara, los más poderosos países de la tierra desplazan y fijan fronteras a su antojo, solo con un objetivo: el propio beneficio. Asfixiar a Serbia, un aliado de Rusia, al mismo tiempo que ampliar los mercados: las autoridades albano-kosovares firman jugosos contratos de explotación de minas con empresas norteamericanas y francesas, dejando fuera a las corporaciones rusas. Por no hablar del oleoducto o de la heroína. Numerosos intereses mezclados. Inaguantable olor a podrido.

Por mucho que se intente disimular bajo velos como la defensa de los derechos humanos o la liberación de pueblos oprimidos, el funcionamiento del mundo desde que los imperios existen se basa en la dominación –directa o encubierta- y el ansia de monopolizar el poder. Es por ello que la “balcanización de España” no se dará, muy probablemente, hasta que un ente superior no obtenga lucro en ese proceso.

Fuente del texto:
Wikipedia (http://es.wikipedia.org/)
Rebelión (http://www.rebelion.org/)
Prensa Latina (http://www.prensa-latina.cu/)
Naciones Unidas (http://www.un.org/es/)
Fuente de las imágenes:
http://news.bbc.co.uk/hi/spanish/photo_galleries/newsid_7268000/7268784.stm
http://balcanofilos.blogspot.com/
http://www.slobodan-milosevic.org/spch-kosovo1989.htm
http://www.msnbc.msn.com/id/33765898?q=Mass%20grave
http://historiaencomentarios.wordpress.com/2008/10/25/228/
http://pensamientodelvacio.blogspot.com/

4 Comentarios

  1. Seguí durante años el conflicto. Primero en la Guerra de los Diez Días en Eslovenia. Luego, la antesala del infierno en la Krajina croata que trató, Sr. Jiménez Sánchez de la Blanca, de hacer lo mismo que hizo Kosovo: independizarse de la propia Croacia, con la ayuda del JNA, de los chetniks, de los paramilitares como los “Tigres de Arkan” y del Ejército Federal Yugoslavo. Cuestión esta última que usted no ha mencionado para nada, y que supongo que es porque era algo que no interesaba a la superpotencia de la que habla. Cuando usted dice “Cómo una parte del territorio de un Estado soberano puede separarse del mismo por el decreto de otros agentes internacionales?”, no se refiere a la Krajina, un tercio de la actual Croacia. Sólo habla de Kosovo porque, por alguna razón, prefiere atacar a los Estados Unidos en lugar de a Rusia, por ejemplo, que apoyó ciegamente a “Slobo”. Creo que es un doble rasero más que injusto. Cosas como las ocurridas en Dubrovnik, Osijek y, sobre todo, Vukovar, estremecieron al mundo. Por suerte para los croatas, la intervención de la OTAN en septiembre de 1995 devolvió la Krajina a Croacia en su totalidad.
    Luego lo de Bosnia… quisiera recordarle que las diferencias entre los que querían intervenir militarmente y los que no querían hacerlo fueron manifiestas desde el principio. Desgraciadamente, sólo se pusieron de acuerdo después del 11 de julio de 1995, día del comienzo de la matanza de Srebrenica. Entre eso y el conocimiento de lugares como el campo de concentración de Omarska, todos los actores internacionales vieron las orejas al lobo que creían extinto desde 1945.
    Estados Unidos quería intervenir, no cabe duda. Pero países como Francia o Gran Bretaña no. Y la OTAN no sólo es Estados Unidos. Me alegró ver caer las bombas sobre los chetniks y los responsables de ese villorrio de Pale. Fue de las pocas veces que me alegré de ver intervenir militarmente aviones americanos, británicos e, incluso, españoles. La siguiente vez que me alegré fue en Kosovo. La pantomima de los acuerdos de Rambouillet, que Milosevic se pasó por el sobaco, atrocidades como la de Rackac y, en general, tácticas de limpieza étnica de sobras conocida autorizaban pararle los pies al monstruo definitivamente. Esta vez, Milosevic se pasó de listo. O de estúpido.
    Puede que a usted le parezca que se violó el Derecho Internacional. A mí me parece que se evitó un genocidio en una región en la que, por las razones que sea, el 90% de la población es de origen albanés. Hay otras ocasiones en las que el Derecho Internacional también es pisoteado, y la justificación es inexistente.. eso hay que buscarlo en Irak o en Palestina, pero no en Kósovo.
    Por lo demás, no me preocupa para nada la balcanización de España. La unión del país en autonosuyas se cohesiona más sobre bases económicas que sobre bases políticas o culturales… pero es más que suficiente para que aquí no acabemos como en la extinta Yugoslavia. Aquí sólo se ha liado un sarao cada vez que se ha proclamado la República, pero nada más.

  2. Los serbios hicieron auténticas barbaridades durante la guerra. Son los grandes culpables de que toda aquella locura se desatara. Creo que queda bien claro leyendo el artículo. Ellos iniciaron el conflicto con agresiones hacia el resto de repúblicas para crear una Gran Serbia, utilizando métodos salvajes como la limpieza étnica. Lo que se critica aquí es la permisividad con la que Occidente contempló en un principio esta guerra, al ver que un país que representaba otro modelo de organización diferente al capitalismo se derrumbaba. Al ver que el tema era muy serio y que un auténtico genocidio se estaba llevando a cabo, la OTAN decidió actuar. Cuando ya no les quedaba más remedio. Los serbios, que eran los que habían empezado esta historia, luego fueron castigados con la secesión de una parte de su territorio.

    Este reportaje es una crítica a los nacionalismos, por un lado, y al maniqueísmo con que los países poderosos tratan los acontecimientos que ocurren en el mundo, tratando siempre de sacar tajada y consolidar su posición de privilegio, por otro.

    Se agradecen los comentarios.

  3. Deberian informarse un poquito mas. Han visto mucho cnn y cine Hollywoodense parece.
    Ante todo el JNA es el ejercito federal. Y los serbios no fueron quienes iniciaron el conflicto, nada que ver. Emma pidele a Marco Antonio te comente un poco sobre la guerra de los 10 dias y sus consecuencias. O espera, mejor no, porque leyendo su comentario parece que siguio la de los 100 años en vez de la de los 10 dias.
    Ahora si.La secesión de todas las republicas pero sobre todo de Croacia y Bosnia fue auspiciada por las potencias ya sabemos por que y como¿cierto?. El nacionalismo extremista antiyugoslavo y antiserbio era pavorosamente envalentonado en dichas republicas. ¿Leyeron la constitución croata?como se menospreciaba a los no croatas(mayormente serbios) como “los otros”, la “operación oluja”, una autentica limpieza etnica contra los serbios.
    Los ataques continuos a poblados serbios por parte de las tropas del carnicero N. Oric y los musulmanes yihadistas venidos de medio mundo, asesinando y destruyendo aldeas alrededor de Srebrenica, para un buen día abandonar el enclave dejando que las fuerzas Serbias ocuparan el territorio, te pregunto¿Que harias tu si tus vecinos te atacan continuamente matando a tus familiares y un dia se te da la oportunidad de ingresar a su casa?¿le llevarias regalos en son de paz?…
    Lo de los “campos de exterminio” fue otra fantochada de los medios occidentales. Eran campos de prisioneros, no mas “campo de concentración” que las reservas indias yankees, el aeropuerto de Bari en los 90, o Domani hoy en día.
    Lo de Krajina no se compara con kosovo. Krajina fue una respuesta a la independencia Croata, usando los mismos argumentos y el acto mas coherente ante la posibilidad de convertir a los serbocroatas en cuasi parias según lo expresado en la carta magna de Tudjman, algo similar a la declaracíon islamica de Izetvegovic.
    Traten de ver (no mirar) los hechos contextualizando.¿ O las cabezas que ruedan hoy en internet tienen mas valor que aquellas de los serbios decapitados por los musulmanes? Para mí no, pero claro la imagen es todo.
    Lo de Kosovo es otro tema. Lean, investiguen antes de opinar. El UCK era el brazo armado de la mafia albanesa, una organización terrorista(¿te suena algo?)que” llevaba en camiones” albaneses a la ciudad para generar una mayoría y así instalar la “cuestion nacional”, con el fin de controlar la ruta de la eroína a Europa. Por ello metieron en una nueva guerra a Yugoslavia, victimizando a un sector que de victima ni un ápice. ¡lean por favor! ¿Conocen lo que sucede hoy en Darfur?Un bombardeo humanitario(vaya ironía si las hay) vendría mejor hoy allí que antes allá¿no?.
    ¿Te alegraste de ver una intervención militar de algunas potencias, y otras que querian o creian serlo,contra un pais soberano?¿ Solo por hacer cumplir la ley y la constitución?¿Por combatir a un grupo armado clandestino, terrorista?, que triste.
    Se comen los mocos a cucharada limpia ustedes mientras ven cnn y alguna peli yankee.

Dejar respuesta