La Asociación Norte Joven gana el Premio BigMat a la Solidaridad 2010

0
333

Se conceden dos accésit a la Fundación J. Fernández del Cotero y al proyecto “Romper Cadenas” de las H.H. Mercedarias de la Caridad.

El jurado del IV Premio BigMat al Mejor Proyecto Solidario ha decidido otorgar por unanimidad el primer premio del certamen 2010 a Norte Joven, una asociación cultural sin ánimo de lucro que trabaja para ofrecer una alternativa de formación para ayudar a la integración socio-laboral de jóvenes y adultos desfavorecidos o en riesgo de exclusión social a través de talleres que les permitan aprender un oficio.

Se concede además un accésit a la Fundación J.Fernández del Cotero por el centro oftalmológico levantado en la diócesis católica de Dapaong (Togo), para remediar y prevenir la ceguera reversible y de las patologías oftalmológicas de la zona. Y otro accésit al Programa ‘Romper Cadenas’ regentado por las H.H. Mercedarias de la Caridad en la ciudad de Granada, que acoge a internas que no cuentan con apoyo familiar, pero que tienen consigo algún hijo de corta edad, durante sus permisos o cuando se encuentran en libertad condicional.

Los Premios BigMat a la Solidaridad están dirigidos a financiar aquellos proyectos que hayan contribuido a crear una sociedad más justa y comprometida con la realidad que vive. Se valora muy especialmente la justificación de la acción, el número de beneficiarios directos e indirectos, la estrategia para abordar el proyecto y para prolongar su continuidad, el impacto en la zona de este proyecto, su viabilidad y la relación con el sector de la construcción.

La dotación de los Premios BigMat 2010 asciende a un total de 24.000 euros de los cuales 18.000 euros son para el ganador y 3.000 para cada accésit.

Los proyectos ganadores

Norte Joven es una asociación cultural sin ánimo de lucro que lleva más de 25 años trabajando por la integración socio laboral de jóvenes desfavorecidos o en riesgo de exclusión social. En sus inicios, su objetivo principal era proporcionar a los jóvenes la oportunidad de aprender un oficio en el entorno de un taller, pero enseguida observaron la necesidad de complementar este aprendizaje  con un programa de formación cultural y social. En la actualidad cuentan con tres centros en Madrid donde han recibido formación más de 4.000 alumnos desde su fundación. Algunos de los talleres imparten disciplinas relacionadas con el sector de la construcción: electricidad, fontanería y carpintería.

En 2009, 1.041 beneficiarios participaron en alguna de las actividades realizadas; 331 alumnos se formaron en los centros-taller; 64 alumnos consiguieron el Graduado en Educación Secundaria; 56 jóvenes accedieron a su primer empleo; 330 inmigrantes han realizado acciones de acercamiento al empleo, etc…

La Fundación J. Fernández del Cotero desarrolla su labor con voluntarios en la región de Dapaong, en el norte de Togo, una de las zonas más pobres del mundo, donde el sol abrasa los ojos hasta dejarlos sin luz. En este lugar levantó hace 10 años un centro oftalmológico donde se han realizado numerosas operaciones de cataratas y más de 20.000 consultas médicas. Las cataratas oculares son congénitas en Dapaong. Como describe el doctor Cotero, “cuando un niño nace con ellas su madre lo abandona, porque no tiene ninguna posibilidad de supervivencia en esta tierra“.

Todo el personal es voluntario y regala su trabajo. Algunos son enfermeros indígenas formados por los profesionales de la fundación, que atienden a los miles de togoleses llegados al centro tras días o semanas caminando desde sus poblados, movidos por la esperanza de volver, y este hospital es el único lugar donde puede actuar el milagro del láser, en un país con sólo dos oftalmólogos en la capital y cuatro médicos por cada 100.000 habitantes.

El proyecto Romper Cadenas de Las Hermanas Mercedarias de la Caridad gestiona Hogares en la ciudad de Granada, que acogen a internas que no cuentan con apoyo familiar, pero que tienen consigo algún hijo de corta edad, durante sus permisos o cuando se encuentran en libertad condicional, entre otros supuestos.  El Hogar de Acogida tiene una ocupación media de 10 reclusas al año y pretende prestar una atención integral favoreciendo la reinserción laboral y social, la reeducación y la normalización familiar. Se trata de amortiguar el abandono familiar y proporcionar una alternativa integradora al cumplimiento de la pena que ofrezca un entorno más adecuado para el desarrollo del menor, alejado del centro penitenciario.

Luis Pérez, presidente del jurado, destacó la difícil tarea que ha supuesto la selección de tres finalistas en la ceremonia de entrega de los premios que tuvo lugar el 25 de junio en Madrid.

Hemos recibido más de ochenta candidaturas  que reflejan el esfuerzo de muchos hombres y mujeres que dedican su talento y su tiempo a labores dignas de nuestra admiración. Desde sencillos proyectos en localidades repartidas por toda la geografía española a grandes retos en países del tercer mundo.  Como presidente del jurado de los premios quiero aprovechar esta oportunidad para mostrar mi más profundo agradecimiento a todas las asociaciones que han acudido a nuestra convocatoria. Todas se merecen nuestro apoyo y el agradecimiento de toda la sociedad que confía en su buen hacer para conseguir un mundo más justo.”

Con esta iniciativa, el Grupo BigMat quiere afianzar su compromiso con la sociedad incentivando el desarrollo de un mundo más amigable, para premiar alternativamente la implicación en la mejora de la sociedad y la excelencia arquitectónica.

Dejar respuesta