La Apple Store llega a Sol

0
147

La tercera Apple Store de España abrirá sus puertas en Madrid para ocupar las siete plantas del edificio Tío Pepe, situado en la Puerta del Sol. La decisión fue aprobada en la sede de la empresa en Cupertino (Estados Unidos). Los más de 6000 metros cuadrados del inmueble serán empleados en su totalidad para la nueva tienda. La aprobación de los usos comerciales ha llegado por parte de la  Comisión de Protección del Patrimonio Histórico de la Comunidad de Madrid.

Alberto Ruiz-Gallardón, alcalde de Madrid, anunció en mayo que Apple ocuparía este espacio tan característico de la capital, pero la noticia no ha sido cofirmada por la propia empresa hasta principios del mes de diciembre. “No se trata de unos cuantos metros cuadrados, sino de un espacio que en superficie probablemente superará al que Apple tiene en estos momentos en la Quinta Avenida de Nueva York”, comentó el regidor.

Para el Ayuntamiento madrileño, esta tienda generará un número importante de puestos de trabajo y se incorporará al corazón de la capital española como emblema de la modernidad actual. “Se hará todo lo posible para que el proyecto entre Apple y el propietario del edificio llegue a buen puerto y termine siendo una positiva realidad para la ciudad”, explicó Gallardón.

El edificio, situado en el número 1 de la Puerta del Sol, fue ocupado en primera instancia por el conocido Hotel París y después pasó a estar cuatro años abandonado tras unos vagos intentos de convertirlo en un centro comercial. No obstante, el Consistorio aprobó en 2010 la rehabilitación del inmueble y la retirada del cartel de Tío Pepe tras 76 años en lo más alto del edificio. Aunque este tipo de letreros están prohibidos en la capital, su valor histórico le permitió saltarse esta normativa, al igual que el cartel de neón de Schweppes (en la plaza de Callao).

El edificio se someterá ahora a una renovación completa de fachada e interior, que se adecuará a las normas vigentes para cumplir los requisitos de accesibilidad, seguridad y evacuación, de manera que se restablecerán bóvedas, cubierta, escaleras, patios, sótanos, ascensores y se abrirá un hueco central en el edificio para poder aprovechar la luz natural.

Fotografía: Juan José Lucena.

Dejar respuesta