Kramer Vs. Kramer. La Vida de los Otros

0
156

Dirección y guión: Florian Henckel von Donnersmarck.
País: Alemania.
Año: 2006.
Duración: 144 min.
Género: Drama.
Interpretación: Martina Gedeck (Christina-Maria Sieland), Ulrich Mühe (capitán Gerd Wiesler), Sebastian Koch (Georg Dreyman), Ulrich Tukur (teniente coronel Anton Grubitz), Thomas Thieme (ministro Bruno Hempf), Hans-Uwe Bauer (Paul Hauser), Volkmar Kleinert (Albert Jerska).
Producción: Quirin Berg y Max Wiedemann.
Música: Gabriel Yared y Stéphane Moucha.
Fotografía: Hagen Bogdanski.
Montaje: Patricia Rommel.
Dirección artística: Silke Buhr.
Vestuario: Gabriele Binder.

* * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * *

POCO NEGATIVO QUE DECIR
Por
Eva Sánchez

Es mi trabajo encontrar defectos y virtudes a las películas sobre las que escribimos en esta sección. A veces, pesan más los unos que las otras y, a veces, ocurre al contrario, como en esta ocasión. Resulta complicado defender una crítica negativa de La vida de los otros: es una de las mejores películas de los últimos años.

Una vez dicho esto, y sólo ahora, señalaré a mis lectores los posibles objetos de crítica del film.

En primer lugar, el ritmo, que se hace muy lento al principio y se acelera desmesuradamente al final, precisamente cuando el espectador desea disfrutar de los acontecimientos lentamente.

Asimismo, algunos planos no hacen que la película sea un éxito total, y tengo en mente unos muy concretos que no están en consonancia con la estética general de la cinta: cuando Christamaria prepara la fiesta de cumpleaños de su novio, el escritor Georg Dreyman, y aparecen ambos en planos frontales, dirigiéndose a la cámara directamente, lo que provoca que el espectador salga de la historia para asombrarse por la falta de oportunidad de las imágenes y para preguntarse por la intención del director sobre las mismas y la escena en sí.

Y en cuanto a la fotografía, puede resultar algo monótona.

Lo demás, perfecto. No hay más que añadir.

* * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * *

LA CULTURA SIEMPRE AMENAZADA POR LOS TOTALITARISMOS
Por Esther Sánchez-Infante

Con un guión espectacular, Florian Henckel-Donnersmarck refleja la difícil situación que atravesaba Alemania en los años anteriores a la caída del muro de Berlín, sobre todo en la RDA. Lo cierto es que ha tenido la pericia necesaria para saber poner todos los elementos a su favor. Para empezar, el tema es original, quiero decir, que se ha tratado poco en la historia del cine. La industria se ha centrado en las dictaduras como la de Hitler, casi olvidando que el comunismo es igual de totalitario que el nazismo.

La interpretación del protagonista, Ulrich Mühe, como un oficial extremadamente competente de la Stasi, la todopoderosa policía secreta del régimen, es completamente brillante. No se le puede poner ni un pero. La mirada fría, los gestos deshumanizados y su comportamiento mecánico dan una idea de las actuaciones de esta organización. Finalmente, con su inmersión en la vida de la pareja a la que vigila, termina por conmover al público. La compasión se adueña del espectador.

La cinta tiene el poder de explicar de qué manera la cultura siempre ha sido y seguirá, por los siglos de los siglos, mutilada por los regimenes totalitarios. Es la primera sospechosa y la primera víctima: un pueblo cuanto menos culturizado mejor, más manipulable y controlable. Es una lástima pero es así. Sin embargo, nos queda la esperanza de que el arte, cualquiera que sea (la música, el teatro, la literatura), une a las personas y las hace ser mejores.

* * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * *

Fuentes del texto: www.labutaca.net
Fuentes de la imagen: www.kulturfalter.de, www.mvprensa.com.ar

Trailer de “La Vida de los Otros”
[youtube]eiFlAH02A4g[/youtube]

Dejar respuesta