Kramer Vs. Kramer. El último Rey de Escocia

0
352

Dirección: Kevin Macdonald.
País: Reino Unido. / Año: 2006.
Duración: 121 min. / Género: Drama, thriller.
Interpretación: Forest Whitaker (Idi Amin), James McAvoy (Nicholas Garrigan), Kerry Washington (Kay Amín), Simon McBurney (Stone), Gillian Anderson (Sarah Merrit).
Guión: Peter Morgan y Jeremy Brock; basado en la novela de Giles Foden. / Producción: Andrea Calderwood, Lisa Bryer y Charles Steel.
Música: Alex Heffes. / Fotografía: Anthony Dod Mantle. / Montaje: Justine Wright.
Diseño de producción: Michael Carlin. / Vestuario: Michael O’Connor.
Estreno en Reino Unido: 12 Enero 2007.
Estreno en España: 23 Febrero 2007.
Página oficial: www.foxsearchlight.com/lastkingofscotland


WHITAKER, UN MONSTRUO
Por
Eva Sánchez

El magnetismo que crean los grandes tiranos es uno de los factores clave de éxito de las películas de este rango. Kevin Macdonald, además de contar con esta baza para su film, ha explotado al máximo un arma muy poderosa: la interpretación. Forest Whitaker, galardonado con un muy merecido Oscar al mejor actor, es quien ha dado vida y consistencia a El último rey de Escocia sin lugar a dudas. Su interpretación del autonombrado presidente de Uganda Idi Amin es excepcional hasta decir basta, por no hablar de la caracterización del mismo, que es óptima. Whitaker construye a un personaje alejado de todo estereotipo y trivialidad.

James McAvoy (el doctor escocés Nicholas Garrigan) también desempeña su papel de un modo sobresaliente, como la mayoría del reparto, que disfruta de un vestuario muy acertado, gracias a la labor de Michael O’Connor.

A pesar de basarse en hechos reales, el guión presenta algunas limitaciones, a veces se torna rebuscado, en lo que corresponde a las acciones y decisiones del doctor Garrigan.

La banda sonora, floja y monótona.

El modo de resolución de la cinta a través de una sucesión de pantallas en negro con letreros en blanco cierra la película permitiendo al espectador asimilar al menos una parte del sufrimiento que originó este dictador, y que todavía afecta a los recuerdos de muchos ugandeses. The last king of Scotland es una de esas películas que se convierten en imprescindibles al constituirse en testigos de la Historia.

Fuentes del texto: www.labutaca.net
Fuentes de la imagen:
www.spiritualityandpractice.com / www.foxsearchlight.com/lastkingofscotland


UN REY MÁS EN LOS OSCAR
Por
José Ignacio Rabanal

Atención, mi querido lector. ¿Quiere usted un Oscar de la Academia? Seguro que si. Ningún problema. Elija cualquier personaje mínimamente controvertido. Abra un libro de historia -preferiblemente contemporánea- por la página que le plazca y…¡Ahí está! Tenemos intelectuales atormentados a lo Truman Capote, míticos cantautores a lo Johnny Cash, acuarelistas genocidas como Hitler y símpáticos dictadores Ugandeses como Amin. No le dé más vueltas. Escoja el que más curiosidad le produzca y guionice la historia. Tendrá propaganda asegurada, en cuanto a que muchos considerarán injusta su visión del personaje o exagerada o inoportuna o favorecedora o…tantas cosas como su imaginación acierte a vislumbrar. Por otro lado, si elige a un actor de cierto parecido físico -también aceptamos maquillaje- y lo prepara bien; lo motiva y lo arropa con secundarios decentes, la receta sólo da un resultado: Premio.

Despues de este breve análisis acerca de la falta de imaginación entre los guionistas hollywoodienses y, en menor medida, europeos, procederé a señalar los aspectos positivos de esta pseudobiografía cinematográfica. Forest Whitaker interpreta más que correctamente al dictador setentero de Uganda. El papel de médico, representado por James McAvoy es el más brillante del film, mientras que Gillian Anderson parece perdida sin Mulder, aunque no defrauda. El metraje como suele pasarme, me parece excesivo (¿Quién asesino a las películas de 90 minutos?) y hay algún problemilla de montaje.

Lo bueno de estas películas es que culturizan y enseñan un poco de historia a los espectadores. Lo malo es que las hay a cientos y son garantía de éxito. Una nota a modo de consejo para el lector amante de biografías de celuloide: Un papel menos controvertido pero mucho mejor interpretado es el de Arthur Miller por el inalcanzable James Stewart.


Trailer en español de “El último rey de Escocia”
[youtube]U1X9znnq4Rw[/youtube]

 

 

Dejar respuesta