Kramer Vs. Kramer. El Buen Pastor

0
147

Dirección: Robert De Niro.
País: USA. / Año: 2006 / Duración: 167 min.
Género: Drama, thriller.
Interpretación: Matt Damon (Edward Wilson), Angelina Jolie (Margaret ‘Clover’), Alec Baldwin (Sam Murach), Tammy Blanchard (Laura), Billy Crudup (Arch Cummings), Robert De Niro (Bill Sullivan), John Turturro (Ray Brocco), William Hurt (Philip Allen), Michael Gambon (Dr. Fredericks), Gabriel Macht (John Russell), Keir Dullea (senador Russell), Martina Gedeck (Hanna), Timothy Hutton (Thomas Wilson).
Guión: Eric Roth. / Producción: James G. Robinson, Jane Rosenthal y Robert De Niro. / Producción ejecutiva: Francis Ford Coppola, David Robinson, Guy McElwaine y Chris Brigham. / Música: Marcelo Zarvos y Bruce Fowler. / Fotografía: Robert Richardson. / Montaje: Tariq Anwar. / Diseño de producción: Jeannine Oppewall. / Vestuario: Ann Roth.
Web oficial:
www.elbuenpastor-lapelicula.es


UN PAÍS O UNA FAMILIA
Por
Eva Sánchez

Personajes ficticios y hechos reales han dado vida a El buen pastor. El duro sacrificio personal de los agentes de la CIA y los orígenes de la misma son los dos platos fuertes que propone Eric Roth, también guionista de películas como Forrest Gump o El dilema. El equipo ha logrado un producto aceptable en ambos sentidos. No obstante, hay elementos que carecen de un especial cuidado y que empujan a la producción a situarse por debajo de unas altas expectativas.

Sobra pesimismo y metros de cinta, a pesar de recoger tres décadas enteras de espionaje y de conflictos patrióticos y familiares. Demasiados rodeos para un proyecto tan ambicioso. Se habría conseguido más diciendo menos.

La interpretación durante casi tres horas eternas recae principalmente en un solo actor, que además es Matt Damon. El resultado es monótono. De Niro debía haber apostado por explotar más las dotes de los brillantes actores que componen el cartel.

Al mismo tiempo, es necesario reparar en la caracterización y las habilidades de Damon para representar a un personaje a lo largo de treinta años. No son positivas. No proporcionan credibilidad.

Si bien es cierto, el trabajo de fotografía de Robert Richardson es muy bueno, como siempre… Películas como JFK/Caso abierto, El aviador o Kill Bill lo acreditan.

Una producción multimillonaria con destacados profesionales de la industria que no han sabido conjugar sus virtudes en esta ocasión y una moraleja poco esperanzadora.


CIA Y FAMILIA SON DOS PALABRAS ANTAGÓNICAS
Por Esther Sánchez-Infante

Robert De Niro, uno de los grandes actores que ha dado la industria de Hollywood, pretende ahora que le consagremos como director. Pues ya se ha ganado un pedacito de esa especie de cielo en el que ya se encuentran colegas suyos como Clint Eastwood. La verdad es que no va por mal camino. Una trama increíble, que engancha al espectador hasta el final (aunque pase de las dos horas).

El relato, basado en uno de los jefes de la inteligencia norteamericana, se fragmenta en un principio y a través de saltos en el tiempo, cuenta las sospechas, las conspiraciones y los “buenos” modos de la CIA durante la Guerra Fría. Las dos historias, que se narran en dos tiempos distintos, se unen en un punto determinado, encajando las piezas a la perfección.

El protagonista  vive en una lucha continua. Por un lado, la responsabilidad de su trabajo como miembro de la agencia y por otro, su deber como padre y como esposo. Creo que no hace falta que diga lo que prevalece. Trabajar en la CIA no es trabajar en cualquier sitio. La problemática está presente en cada segundo de película.

Lo peor: la interpretación de Matt Damon. Este chico da igual el papel que interprete, siempre tiene la misma expresión y no es capaz de transmitir ningún tipo de sentimiento. Es más, queda completamente eclipsado (casi ni se le ve) cuando aparecen actores de la talla de Robert De Niro, Alec Baldwin o Joe Pesci.


Trailer de “El Buen Pastor”
[youtube]SNu-oMQIQEg[/youtube]

Dejar respuesta