‘King Mob. Nosotros, el partido del diablo’, all you need is dynamite

0
215

Un libro como artefacto explosivo intelectual e ideológico, un grupo subversivo tan nihilista y certero como fugaz y silenciado. La historia de King Mob por fin contada y explicada al detalle en una obra excelente e imprescindible.

Portada_King_Mob_para_medios-2-3b6e3La editorial La Felguera se ha convertido en referente indispensable tanto por el contenido de sus propuestas, como por el mimo con el que trata a sus lectores. Una sociedad secreta en forma de editorial, o al contrario, cuya personalidad y afán por convertir cada uno de sus títulos en una grata experiencia cuidada al detalle, sin olvidar nunca el aspecto lúdico, les ha granjeado un merecido y selecto puesto de honor en el pódium de editoriales que tratan de ofrecer (afortunadamente) otras alternativas literarias.

En esta ocasión el libro que nos ocupa es King Mob. Nosotros, el partido del diablo, un magnífico intento de radiografiar la fugaz pero contundente historia de King Mob, posiblemente el grupo subversivo más enigmático, certero y nihilista que haya existido nunca. Un movimiento inglés surgido tras la escisión o expulsión de la Internacional Situacionista comandada por Guy Debord en Francia que fue siempre un paso más allá en su postura radical. Surgidos en un año tan convulso y propicio para estas lides como fue 1968, King Mob estuvo en activo apenas dos años pero fueron capaces de convulsionar tanto al rígido poder establecido británico, como al resto de pretendidos movimientos subversivos. Fueron como un guantazo rotundo, contundente y multiplicado, que desapareció antes de que nadie supiera por dónde había venido el golpe.

King Mob se convirtió en azote de todo, del capital, del estado y de la sociedad burguesa de Inglaterra, pero también de los hippies, la izquierda acomodada para ellos, los museos y escuelas de arte, las revueltas estudiantiles y el mundo del espectáculo, con el rock a la cabeza. Precursores del punk, reivindicadores de la delincuencia como único arte revolucionario auténtico, su idea era destruirlo todo para comenzar de nuevo; pero siempre desde el punto de vista ideológico, pese a que otro grupo relacionado -del que se desvincularon-, la Angry Brigade, decidiera tomar las armas.

En King Mob. Nosotros el partido del diablo, se realiza un gran trabajo para reconstruir y analizar este fenómeno en su justa medida, algo harto difícil debido al secretismo de sus miembros y a las contradicciones y falsedades que el tiempo y la leyenda han arrojado sobre esta historia. Con una exquisita edición repleta de suculento material gráfico, el libro se abre con un fantástico prólogo de Servando Rocha que explica magistral y detalladamente las claves de King Mob. La obra reúne asimismo declaraciones actuales de dos antiguos miembros del grupo, los gemelos Wise, cuya desilusión y derrotismo tantos años después estremecen. También encontramos en estas páginas panfletos y comunicados o artículos de prensa sobre acciones del grupo que reflejan estupendamente su espíritu e ideología. Se cierra este apasionante libro con el ensayo El fin de la música, escrito también por los gemelos Wise y que es una crítica demoledora del punk y el reggae, así como uno de los mejores ensayos musicales en clave política que se recuerdan. Una venganza tardía a la apropiación de conceptos e iconografía de King Mob que Malcom McLaren (que estuvo un tiempo con el grupo) utilizó para sus Sex Pistols.

En definitiva, King Mob. Nosotros el partido del diablo es un libro imprescindible y esencial no solo por su alta calidad en forma y contenido, también por la sorprendente actualidad de buena parte de lo expuesto y denunciado por King Mob. Un delicioso artefacto explosivo intelectual e ideológico. Gracias, La Felguera.

Dejar respuesta