Kike Maíllo bucea en su ópera prima con “EVA. Así se hizo la película”

0
111

La Escola Superior de Cinema i Audiovisuals de Catalaunya (ESCAC) y la productora Escándalo Films acaban de lanzar al mercado EVA. Así se hizo la película, una obra que bucea en el proceso de creación de la ópera prima de Kike Maíllo, director que acudió el pasado 13 de diciembre a la librería madrileña Ocho y Medio para la presentación del libro. El acto estuvo dirigido por los periodistas María Guerra y David Martos, responsables de “La Script” de la Cadena SER, que entrevistaron al cineasta frente al numeroso público que también participó en el coloquio.

Presentación del Libro Eva

EVA, primer largometraje español sobre robótica, ha erigido a Maíllo (Barcelona, 1975) como máximo representante de una nueva generación de directores. Según el autor catalán, las historias sobre robots cambiaron por completo tras el estreno de Blade Runner (1982), cuando este género pasó de la simple diversión y el entretenimiento a explicar la esencia del ser humano. No obstante, la ciencia ficción parece limitada a cierto tipo de público, situación que el el joven cineasta quiso modificar mediante la creación de “un melodrama de ciencia ficción” repleto de nostalgia.

Para el rodaje, el equipo viajó a La pequeña Siberia, un enclave suizo donde la temperatura roza los veinte grados bajo cero. “Los primeros síntomas de congelación no los notas, así que teníamos a nuestro ‘tío del frío’, al que llamábamos ‘El Ruso’, que se encargaba de supervisar todas estas cuestiones”.

En ese escenario, Maíllo creó  todo un universo coherente y caracterizado por una atmósfera retrofuturista. Ante unas circunstancias tan súmamente adversas, el director se preguntó si tanto sufrimiento merecía la pena, y fue entonces cuando surgió la idea de EVA. Así se hizo la película. “Me recordaba a mí mismo leyendo el making of de Star Wars“, confesó.

Quien no arriesga no gana y, a pesar de los reconocimientos, el cineasta también se ha topado con numerosos problemas, como las críticas que han tachado a EVA de “americanada”. “Cuando consigues superar una serie de miedos colectivos que tenemos los realizadores españoles, cuando saltas el muro, te das cuenta de que también hay vida al otro lado”, afirmó Maíllo.

La película ha obtenido numerosos galardones en festivales internacionales, así como el Premio Ojo Crítico de Cine 2011, entregado por Radio Nacional de España. Con todo, lo más sorprendente para Maíllo ha sido la enorme cantidad de entrevistas realizadas en los últimos meses, que le han hecho replantearse el porqué de cada minúsculo paso en su trabajo.  “Ya no podría volver a pasar por lo mismo. Responde a una misión de un momento. No soy la misma persona”, aseguró.

Fotografías: Beatriz del Rincón Alonso

Dejar respuesta