Kaká resucita en el Milan

0
400

El AC Milan comenzó el nuevo año con una goleada ante el Atalanta (3-0), gracias al doblete del centrocampista Ricardo Kaká, que también asistió en el tercer gol. El brasileño protagonizó el partido correspondiente a la jornada 18 de la Serie A italiana, la que dejó a su equipo en situado en la mitad de la tabla de clasificación, con 22 puntos.

Pasada la media hora de juego en el estadio San Siro, en torno al minuto 35, Kaká anotó el primer tanto, cumpliendo con su gol número 100 con el equipo. Desatascó los suyos a diez minutos del descanso, cuando acabó con la resistencia visitante. El que fuera jugador del Real Madrid marcó el segundo en el minuto 65, y dos minutos después Bryan Cristante anotó el tercero. Este triunfo alivió considerablemente al Milan en la clasificación. También a su entrenador, Massimiliano Allegri, quien en la víspera del partido confirmó su salida del Milan el próximo junio. Aun así, ha expresado sus deseos de alcanzar metas y terminar el cuatrienio que ha pasado en el Milan de la mejor manera posible.

Ricardo Kaká (31), regresó al Milan el pasado verano. Foto: Мельников Александр (soccer.ru)
Ricardo Kaká (31), regresó al Milan el pasado verano. Foto: Мельников Александр (soccer.ru)

Con los dos goles, Kaká llega al total de 101 goles oficiales en 286 partidos. El exfutbolista del Madrid celebró el primer tanto luciendo una camiseta con el número 100 bordado en la espalda, entrando además en el top 10 de los goleadores históricos del AC Milan.

Sus últimos cuatro años en el Real Madrid fueron poco destacados, pese a que llegó como el fichaje más caro de la historia hasta ese momento. Padeció una trayectoria irregular, lo que añadido a su lesión de rodilla, hizo que el brasileño cayese en picado. El ganador del Balón de Oro en 2007 parece resurgir en el cuadro lombardo.

Kaká era consciente de que su ciclo en el Bernabéu tocaba su fin en los últimos años. Terminó perdiendo la confianza tanto del club, como de la afición, tras sus múltiples lesiones y su pérdida de valor como jugador.El centrocampista, consciente de haber estado por debajo del nivel esperado, asegura que nunca tuvo intención de marcharse del equipo madrileño, pero se quedó sin sitio con la llegada de nuevos jugadores.

Tras esas cuatro largas y oscuras temporadas, Kaká parece haber resucitado en el conjunto italiano, asegurando que nunca perdió la ilusión, continuó con su fe en el fútbol y siempre fue un profesional, pese a las dificultades. Ahora, el ex jugador blanco se ha convertido en uno de los futbolistas más destacados del conjunto que dirige Allegri, dando lo mejor de si mismo, donde próximamente se enfrentará en octavos de final de la Liga de Campeones, al Atlético de Madrid. Su actual propósito es volver a ganarse la confianza del seleccionador brasileño, tras perderse la Copa Confederaciones, y poder hacerse un hueco en el Mundial de Brasil del próximo verano.

Dejar respuesta