Juego de Tronos: la partida continúa

0
176

La cuarta temporada de la serie basada en las novelas de George R.R. Martin vuelve a las pantallas un año después y empieza cargada de sorpresas que harán las delicias tanto de los seguidores de los libros como de la propia serie. El artículo desvela detalles de los últimos capítulos.

juego de tronosQueridos lectores de La Huella Digital, el momento que muchos esperabais, ha llegado: por fin vamos a hablar del arranque de la cuarta temporada de Juego de Tronos. Cierto es que el artículo llega con un poco de retraso, pero es que el segundo capítulo de la presente temporada me dejó tan impactado (aunque no tanto como el penúltimo de la anterior, ya sabéis, el-capítulo-que-no-debe-ser-nombrado) que necesité un poco de tiempo extra para reponerme. Vale, estoy exagerando. Simplemente necesitaba ver con mis propios ojos qué sucedía después de tamaño acontecimiento. Y a partir de aquí, spoilers por doquier, que ya basta de hablar en clave. Por lo tanto, si no has empezado la cuarta temporada, no deberías seguir leyendo. Repito, a partir de aquí, SPOILERS.

La cuarta temporada de la serie basada en los libros de George R.R. Martin (ese sanguinario caballero) comenzó, como viene siendo habitual, presentando al espectador a los que serán los protagonistas de las tramas de los próximos episodios. O mejor dicho, recordando la situación en la que se encuentra cada uno de estos personajes. Ya sabéis: Daenerys con sus dragones, Arya convirtiéndose en una pequeña arma de matar (con la inestimable colaboración del Perro), Jon Nieve volviendo al Muro y Joffrey dando asco. Además, pudimos dar la bienvenida a un nuevo personaje en Desembarco del Rey, Oberyn Martell, personaje que, visto lo visto, protagonizará las escenas más tórridas de esta temporada.

Este primer episodio introductorio, por así decirlo, dio paso al segundo. Y aquí vino lo gordo: la otra boda. Pero antes de atragantarnos con el postre, el capítulo dio un desvío al norte para visitar a Theon, convertido en Hediondo bajo el mando del sanguinario Ramsey. La confesión del primero sobre Bran y Rickon Stark (que en realidad no los ahorcó y siguen vivos) pone en marcha una cacería para encontrar a los dos pequeños Stark. Total, ¿qué es un problema más para los herederos de Invernalia? Pero como decía, el protagonismo de este capítulo es para la otra boda, la de Joffrey con Margaery Tyrell. Tras la ceremonia, el banquete cobra protagonismo. En él, Joffrey, ese rey rubio tan adorable, somete a su tío Tyrion a todo tipo de vejaciones, directa o indirectamente. La tensión aumenta por momentos hasta que, al final del episodio, Joffrey muere envenenado. Muere, sí, al principio de la temporada. Si esto empieza así, ¿cómo acabará? En cualquier caso, antes de que el veneno acabe con él, Joffrey señala a su tío, por lo que Cersei le acusa directamente de asesinar a su hijo, de asesinar al rey. Pobre Tyrion. En medio del jaleo, Sansa huye del banquete ayudada por un fan (Ser Dontos, un caballero convertido en bufón borrachín después de que Sansa le pidiese a Joffrey que le perdonase la vida). Este la saca de la ciudad y la lleva hasta un barco donde la espera nada y más y nada menos que Meñique (y aquí estoy dando un pequeño salto al tercer capítulo). Esta huida, por supuesto, la convierte también en sospechosa del asesinato. El pobre Tyrion, sin embargo, no logra escapar y lo encarcelan, a la espera de un juicio que, seguramente, vendrá con sorpresas (y no es que haya leído los libros, simplemente ya me espero cualquier cosa de esta serie). ¿Los verdaderos culpables? En el último capítulo emitido se dan nuevas pistas que llevan al propio Meñique y a la abuela de Margaery, Lady Olenna. ¿Y qué pasa ahora que Joffrey no está en el trono? Tywin Lannister mueve ficha rápidamente y comienza a preparar a Tommen, hermano de Joffrey, como heredero. Margaery, por su parte, al quedar compuesta y sin marido, mueve ficha para lograr su unión con Tommen. Y esto es un no parar.

Por otro lado, Daenerys continúa su cruzada contra la esclavitud, tomando una nueva ciudad. Como curiosidad, destacar el cambio de actor para interpretar el personaje de Daario Naharis, uno de los guerreros de la Madre de los dragones. Más al norte, Jon Nieve recluta a varios compañeros de la Guardia de la Noche para regresar al torreón de Craster. Casualmente, Bran está allí secuestrado. Y por si todo esto no fuera suficiente (además de las cosas que me dejo en el tintero, que aquí no hablo de Stannis ni de Brienne o Jaime Lannister) los Caminantes Blancos vuelven a hacer una pequeña aparición.

Con tantos frentes abiertos, tantas historias cruzadas, tantas conspiraciones y tantas sorpresas, no me atrevo a hacer conjeturas de lo que viene y nos espera. Un capítulo a la semana sabe a poco. Y repito: esto no ha hecho más que empezar.

Fotografía: Tomada http://es.ign.com/news/11356/mas-detalles-boda-purpura-juego-de-tronos-hbo-rodaje

Dejar respuesta