Judas Iscariote: ¿Inocente o culpable?

2
285

Los últimos días de Judas Iscariote es una obra del dramaturgo neoyorquino Sthepen Adly Guirgis que nos plantea el hipotético juicio que se realiza a Judas Iscariote: el villano más grande que ha existido en la historia de los seres humanos. Un punto de inflexión que nos cuestiona hasta qué puntos somos capaces de perdonar y perdonarnos.

La obra, muestra a la abogada Fabianna Aziza Cunningham en una búsqueda intensa por lograr el perdón de Iscariote, lo que le daría sentido a su existencia en el purgatorio y le resolvería la incógnita de la existencia de Dios. En contraparte, Yousef El-Fayoumi, intentará a toda costa que el veredicto del juez no cambie de parecer, lo que significaría a Iscariote, la salida del Infierno y la mejora en su estado catatónico.

El origen del texto dramatúrgico, viene de mucho tiempo atrás. Inició con Stephen en tercer grado de primaria cuando una de sus profesoras, monja dominica, le contó a la clase la historia de Judas. El pequeño Adly Guirgis, creía en un Dios amoroso, con lo que la idea de que hubiese enviado a Judas a un lugar llamado “infierno”, simplemente lo descuadró.

¿Cómo un Dios compasivo puede crear o tan sólo permitir la existencia de un infierno? ¿Cómo Dios no sentiría pena o lástima por Judas? De esta manera, el niño de tercer grado se planteó una serie de interrogantes teológicas que han cuestionado a teólogos, filósofos y a estudiosos de la religión por siglos: ¿puede ser perdonado Judas Iscariote?

De esta manera, la reconocida compañía LaPlazaIsil, trajo por primera vez a todo Sudamérica y en especial para el teatro de Lima- Perú, la obra del actor, dramaturgo y cofundador (junto al actor Philip Seymour Hoffman) del LAByrinth Teather Company: uno de los grupos teatrales más reconocidos de Estados Unidos.

El reparto estuvo a cargo de los reconocidos actores sudamericanos Norma Martínez, Mario Velásquez, Miguel Iza, Rómulo Assereto, Carlos Victoria, entre otros, como muestra de la calidad actoral acorde a un texto reflexivo, pero que muestra pruebas acerca de la inocencia y culpabilidad de Iscariote.

Recordemos que Stephen Adly Guirgis es hijo de una irlandesa y un egipcio, pero que nació en Nueva York. Sus obras han sido montadas en los cinco continentes: En Arabia todos seremos reyes (1999), Jesús se trepó en la línea A (2002), Nuestra señora de la Calle 121 (2003), Guarida de ladrones (2004) y La Flor de la Naranja Oriental (2008).

Los últimos días de Judas Iscariote (2005) es, quizás, su obra más representada. Su última obra, El hijo de puta del sombrero, se estrenó en Broadway en marzo de este año, con Chris Rock en el rol protagónico.

Ha escrito para series como NYPD Blue o Los Sopranos. Como actor ha participado en obras producidas por el LAByrinth y como protagonista en las películas Palindromes (Todd Solodz), Margaret (Kenneth Lonergan), Jack Goes Boating (Philip Seymour Hoffman) y Synecdoche (Charlie Kaufman), entre otras.

Además, Stephen Adly Guirgis es especialista en la prevención de la violencia y del SIDA, y ha creado numerosos talleres en cárceles, colegios, refugios y hospitales neoyorquinos.

Para los que reflexionan en los días de Semana Santa, hay que preguntarse si es que Judas no fue siempre el malvado que es retratado en el arte y la literatura. Judas Iscariote fue, justamente, uno de los doce elegidos para ser apóstol. Aquél que recibió el amor de Jesús y sus enseñanzas de que Dios era un padre que tenía la capacidad de perdonar y brindar la oportunidad de volver a vivir en libertad. ¿Usted, lector, qué opina?

Fuente de la imagen:
LaPlazaIsil

2 Comentarios

  1. Buen analisis! Claro que si Dios ha decidido dar amor a todos y a perdonar a quienes nos hacen daño eso no exime a JUDAS!
    El merece perdon es cuestion de ponernos en sus botas
    los tiempos cambian y debemos empezar a romper algunos esquemas que nos hacen daño como el rencor 🙂

    Saludos!

Dejar respuesta