Juan Orenga o la continuación del éxito

0
87

Se fue Pep Guardiola en el Barcelona y llegó Tito Vilanova al banquillo culé. Lo mismo ha sucedido en la ÑBA. Sergio Scariolo deja su función de seleccionador para dar paso a su ayudante durante estos cuatro años, Juan Antonio Orenga. El objetivo en ambos casos es el mismo: continuar con un estilo que ha llevado al éxito.

Juan Antonio Orenga continuará la labor de Sergio Scariolo al frente de la selección. Fotografía: FEB

El pasado 28 de noviembre se producía con una noticia que a muchos alegró, pero a otros tantos dejó sorprendidos: Sergio Scariolo dejaba de ser el comandante de la selección española de baloncesto. Según la carta que el exentrenador italiano publicó en su página web, “la selección necesitaba un relevo generacional” y que “necesitaba estar más tiempo con mi familia después de cuatro años muy intenso”.

Pues bien, este relevo generacional se llama Juan Antonio Orenga. A muchos les sonará el nombre de su etapa como jugador del Real Madrid, Estudiantes, Cajamadrid o Unicaja entre otros, en los que cosechó éxitos tales como una Copa de Europa y una Liga ACB con el Madrid o una Final Four y una Copa del Rey con el Estudiantes. Como entrenador, sólo se ha dedicado a las categorías inferiores de la Federación Española de Baloncesto, donde ha combinado la función de ayudante de la absoluta con la sub-20 y la sub-18 en ocasiones. Sus logros son de envidiar: dos oros continentales (2009 y 2011) y dos platas olímpicas (2008 y 2012) al lado de Aíto García Reneses y Scariolo; oro en el Torneo de Mannheim sub-18 el pasado año y tres medallas en tres Europeos sub-20: oro en 2011, plata un año antes y bronce en 2007.

Es intachable el palmarés de Orenga, cuyo objetivo va a ser sin duda seguir la estela dejada por Scariolo. Su gusto por el juego interior va a reforzar el papel de Pau Gasol y seguro que el de Serge Ibaka, pero sin dejar de lado a los tiradores. Orenga, a pesar de haber sido un gran pívot reboteador con buena muñeca –consiguió en más de una temporada capturar más rebotes que Arvydas Sabonis–, conoce la casa por dentro y tiene mucha experiencia en partidos de selecciones, por lo que es una apuesta continuista. Hay que añadir que el contrato de Orenga no es provisional y, como dijo el presidente de la federación, José Luis Sáez, “es indefinido. Es el hombre adecuado para este momento”.

La decisión viene muy determinada por los jóvenes que se van a incorporar a la selección en los próximos años. Hombres como Pau Gasol, Juan Carlos Navarro, Felipe Reyes o José Manuel Calderón han dado a entender que no estarán en el Europeo de Eslovenia del próximo año para despedirse a lo grande en el Mundial de España de 2014. Darán paso a nombres como Nikola Mirotic, Josep Franch, Joan Sastre o Joan Tomás, que ya han demostrado su valía en sus respectivos equipos y en las categorías inferiores de la selección.  Así, quién mejor que un hombre que se sabe al pie de la letra cómo juegan las jóvenes promesas para dirigir a esta selección que, seguro, seguirá dando muchas alegrías.

Dejar respuesta