Jorge dice que la huelga de hambre es un grito desesperado a toda la sociedad para decir ‘ya basta’

2
158

Ha pasado casi un mes desde que Jorge Arzuaga comenzó una huelga de hambre pidiendo la dimisión del Gobierno. Este joven, de  27 años, quiere hacer reaccionar a la ciudadanía ante la crisis social y política que atraviesa España. Ya se han sumado a su iniciativa otros cuatro huelguistas. Desde la madrileña Puerta del Sol, bajo la estatua de Carlos III, explican sus motivos en asambleas esporádicas, en las que un megáfono otorga el turno de palabra.

Huelga de hambre en Sol
Huelga de hambre en Sol

Según cuenta Jorge, la huelga nace de “ser consciente de la realidad que estamos viviendo”. “Como individuo, me niego a seguir soportando esto. Tenemos toda la legitimidad para cambiarlo. La huelga de hambre es una herramienta de lucha que se ha usado a lo largo de la historia, supongo que es un grito desesperado a toda la sociedad para decir ‘ya basta’”, asevera.

Ganas de luchar no le faltan. Sin embargo, a la pregunta de hasta cuándo va a seguir en huelga de hambre, reconoce que piensa aguantar hasta que la salud se lo permita. Pero que no cree que sean muchos días más, ya que su nivel de cansancio, sobre todo, el mental, va en aumento.

Álex lleva veintiséis días en huelga de hambre, su tocayo veintidós, Gisela veintitrés y Frank ocho. Junto a Jorge, participan en asambleas en las que exponen sus motivos para estar allí. Llegan sobre las diez y media de la mañana todos los días y están allí hasta las nueve de la noche. Son numerosas las pancartas que refuerzan su mensaje. También se ve alguna botella de agua y latas con bebidas energéticas, su único sustento durante estos días.

“Estamos reivindicando un cambio ante la situación en la que estamos en España. Están recortando nuestros derechos, nos están pisoteando, se están riendo de nosotros. Todas las injusticias sociales como los recortes en sanidad, en educación o los desahucios, están ocurriendo”, explicaban en una asamblea a la veintena de personas que se interesaron por su propuesta.

También denuncian ante sus oyentes la desinformación que rodea sus actos ya que, en general, los medios de comunicación no tienen espacio para ellos. Creen que es un caso de manipulación mediática. “Cuentan lo que quieren que la gente piense”, denuncian.

Son muchas las personas que ya conocen sus argumentos. Sin embargo, aun no se han interesado aquellos que dicen representarnos. No han tenido tiempo para hacer un alto y pasarse por su pequeño campamento. Tampoco esperan nada de ellos, reconoce Jorge. ”Nos dividimos por ideologías, nos dividimos por pequeñas chorradas y no tiene ningún sentido. El único sentido que tenemos es unirnos todos y luchar por cambiar las cosas”, reivindica.

Su mensaje no queda en palabras. Es importante destacar que también ponen en marcha iniciativas para los menos favorecidos como, por ejemplo, la prevista para este domingo que recogieron alimentos durante todo el día para entregárselos a las familias más necesitadas que son “las que verdaderamente están obligadas a estar en huelga de hambre”.

2 Comentarios

  1. Alegra saber que la ciudadanía sigue dando cobertura a los temas de interés que los grandes medios de comunicación silencian. Una huelga de hambre no es tema baladí, es una decisión muy metida que conlleva grandes consecuencias a quienes la ponen en práctica. Esto es lo que ningún medio se atreve a explicar.

Dejar respuesta