Joe Crepúsculo: “La industria discográfica ha gastado mucha saliva endemoniando Internet sin querer adaptarse”

0
132

Joe Crepúsculo es uno de los músicos más particulares y creativos del país, que acaba de editar su quinto trabajo discográfico, El caldero, en el que ha trabajado durante el pasado año controlando cada detalle, cada sonido y cada letra. El resultado son trece canciones de un estilo y temática muy variada que se mezclan entre sí en un guiso realizado a fuego lento, y que seguro sorprenderá a quien ya lo conoce tanto como entusiasmará a aquellos que nunca han tenido el placer de escucharlo.

Joe Crepúsculo

Si de algo puede presumir Joël Iriarte es de haber sido fiel a sus principios y a su propia música en su corta carrera discográfica en solitario, hasta llegar al punto de ebullición correcto. Su momento ha llegado con un álbum que impresiona sin dilación alguna, no obstante ha firmado con Mushroom Pillow, uno de los sellos independientes más importantes en España. Es el año de Joe Crepúsculo, es el año de El caldero.

El 6 de febrero publicabas tu nuevo disco, El caldero. ¿Se trata de una nueva versión de tu característico sonido tecno-pop cargado de letras tan descaradas?
Es una evolución de mis discos, pero por otro lado es también una ruptura que ha intentado coger un poco de los anteriores discos, de Nuevo ritmo, de Chill out y de Supercrepus. Se trata de juntarlo todo y hacer una pasta. Incluso hay gente que dice que este disco suena más a Supercrepus, pero también se debe a la caja de ritmos, a que lo he producido yo, y a que no hay guitarras ni baterías. Eso lo acerca a los anteriores, pero a mí me gusta verlo más como una evolución con mucho ritmo latino, con un par de temas que tienen más relación con Nuevo ritmo.

El 16 de enero se podía escuchar en formato digital “Enséñame a amar”, el sencillo adelanto dedicado al amor. ¿Esta era la carta de presentación ideal para un disco que tiene una temática tan variada?
La elección se debe a varias razones, la primera era la forma de la canción porque quería que fuera directa con el amor como tema central, pero que fuera un poco atemporal con una letra que podría ser de una canción de los años 70, 80 o incluso de una canción de hoy mismo en la Cadena Dial. Pero igual la envoltura es distinta, más personal, y pensaba que con un single que fuera más accesible le iría mejor al disco, si cogía una canción como “La higuera”, que también funciona muy bien, igual sería muy parcial. Creo que el amor no explica lo que es todo el disco pero sí una parte importante.

Has estado grabando este disco durante casi todo el año 2011. Cuando un artista está trabajando tanto su sonido, ¿no se corre el riesgo de retorcerlo demasiado y perder esa chispa de espontaneidad?
Sí que hay riesgo, y era una cosa que temía, entregarlo muy masticado, pero lo he hecho de una forma muy pausada y tranquila. El desarrollo fue de una forma muy simpática, porque cogía las canciones y me las ponía mientras paseaba por Barcelona e iba apuntando cosas, y cuando llegaba a casa las cambiaba. Luego las dejaba reposar y las volvía a escuchar, intentaba buscar un poco lo que necesitaba cada canción, pero no estaba encima del disco todo el rato.

Joe Crepúsculo - "El caldero"

Si el público escucha por completo este nuevo álbum podrá comprobar que hay un claro retorno a tus melodías iniciales, a discos como Supercrepus. ¿Era una finalidad vital el volver a explorar el camino realizado?
Ha sucedido tal cual, no me he plantado que se relacionara con Supercrepus. Nunca lo pensé así, como una continuidad, sino como una evolución de las cosas, de los sonidos. Igual suena un poco más limpio todo, porque Supercrepus tenía una frescura que lo hacía más inmediato. Por eso este disco creo que la gente tardará un poco más en cogerlo, quizá no le entre a la primera. Este disco tiene unas melodías y un proceder que no se pega tanto en el primer contacto. También he intentado aprender muchas cosas y mantener cada detalle en su momento, que las canciones más instrumentales estuvieran en la mitad del disco para que respirara un poco, no presionar a la gente con tanta canción, tanta melodía y tanta voz.

Un trabajo discográfico que editas con el sello Mushroom Pillow, con el cual has fichado a finales del pasado año. ¿Te sientes afortunado al estar en la nómina de artistas de una discográfica independiente tan reconocida en nuestro país?
Sí, estoy muy contento de estar en Mushroom Pillow, y hasta el momento las cosas están yendo muy bien. También quiero conseguir la estabilidad porque voy cambiando de discográfica casi con cada disco, y no es porque haya querido, sino por otras razones. Todo el trabajo que estamos haciendo creo que tendrá su resultado, y a nivel musical he hecho el disco que quería hacer, tengo mi forma de hacer las cosas independientemente de si estoy con Mushroom o de cuando estaba en otra discográfica.

Ya se ha confirmado que estarás presente en el Primavera Sound y en el FIB, pero ¿para cuándo comienzas la gira de presentación de tu nuevo trabajo discográfico?
El comienzo de la gira se va a confirmar dentro de poco, y empezaremos en el mes de abril. Será una gira con banda, y estamos trabajando ya en el directo, preparando los sonidos y buscando un poco más de contundencia a partir de lo simple. Se trata de tocar un poco más potente, y nos lo pasaremos bien. Creo que a la gente le gustará.

¿A qué se debe ese gusto tan particular por el sonido más ochentero y melódico de la música nacional?
Yo no lo veo ochentero, lo que veo es que en los años 80 había mucha caja de ritmos y esa es una de las razonas por las que mi sonido se relaciona con eso. Otra de las razones es que en los años 80 se hizo lo que se quiso con mucha guitarra y con mucha influencia del rock. Creo que cuando se habla de la influencia de los 80, en realidad lo que ocurre es que tengo influencias similares de ese momento, con grupos de los años 70 y por eso hago cosas que guardan muchas similitudes, pero no es mi intención.

Has publicado algunos de tus discos con licencia Creative Commons, colgándolos en tu página web para uso y disfrute de todo el mundo. ¿Con ello reafirmas el posible futuro de la música o es una forma más de darte a conocer a un público más generalista?
No tengo muy claro cuál debe ser el formato ideal, pero lo que está muy claro es que Internet va a manejar el cotarro, va a ser el elemento básico para el futuro con un claro descenso de los formatos físicos. Tiene que haber una solución, una forma en la que el músico y el consumidor de música lleguen a un punto común, porque hasta ahora creo que no ha habido un esfuerzo por parte de la industria discográfica por querer adaptarse, todo lo contrario, han gastado mucha saliva endemoniando Internet sin buscar las alternativas posibles. Mientras hacían esto muchas empresas se han llevado el gato al agua como ha ocurrido con Megaupload, aunque no creo que esa forma fuera la buena, que la gente se enriqueciera con lo que hacen otras personas por el simple hecho de tener unos servidores. Creo que tiene que haber otras formas y deben gastarse el aliento en lo necesario, en lo importante que es Internet, que sea una vía de negocio porque tiene una forma de promoción y distribución perfecta. Hay que saber utilizarla de una manera adecuada.

Joe Crepúsculo

En el año 2008 publicaste Supercrepus, una producción que fue elegida como Mejor Álbum Nacional por la prestigiosa revista Rockdelux. ¿Uno se siente orgulloso de reconocimientos como este cuando acaba de comenzar su carrera en solitario?
Fue algo muy bueno para el desarrollo de mi carrera, sino hubiera sido por este tema imagino que estaría haciendo discos para cuatro gatos en Barcelona o en Madrid. Pero no tomo en cuenta estas cosas a la hora de trabajar, ni creo que influyan en mis discos. Tampoco es que crea mucho en esto de las listas de las mejores canciones, porque la cultura no puede ser una competición.

Después de cuatro discos en tan poco tiempo, ¿qué ha cambiado en la música de Joe Crepúsculo y qué permanece en su memoria individual?
He evolucionado mucho, aprendiendo a mezclar con los discos de Chill out y Nuevo ritmo. Al principio era más músico que productor, porque no he estudiado de ingeniería. Me quedan muchas cosas por aprender, una autopista entera.

+ Info Joe Crepúsculo:
Página web oficial.
Facebook.
MySpace.
Twitter.

Joe Crepúsculo – “Enséñame a amar”
[youtube]http://www.youtube.com/watch?v=4kncpWGQNbA&ob=av2e[/youtube]

Imágenes cedidas por Mushroom Pillow Music.

Compartir
Artículo anteriorFallece el editor Germán Sánchez Ruipérez, fundador del Grupo Anaya
Artículo siguienteScott Redding y Sandro Cortese dominan en los primeros entrenamientos de Cheste
Óliver Yuste es licenciado en Periodismo por la Facultad de Ciencias de la Información de la Universidad Complutense de Madrid. Su experiencia profesional como periodista se ha desarrollado en diversas publicaciones periódicas como las revistas culturales Experpento o Paisajes Eléctricos Magazine, las revistas universitarias La Huella Digital, Punto de Encuentro Complutense y mÁs UNED, o la colaboración como escritor en la revista literaria chilena Cinosargo, además de mantener sus propios blogs, como la bitácora personal donde se ahogan los gritos de mi mitad. En estas publicaciones en soporte papel y digital se divulgan algunos de sus artículos periodísticos de opinión, críticas y entrevistas musicales, además de artículos literarios como relatos cortos, cuentos y poesías. También está dedicado a la creación literaria como escritor de novelas y poesía, una faceta en la que cuenta con el libro de cuentos Azoteas, en proceso de edición, y la publicación del cuento "La Libertad de Ser Feliz" en el libro Cuentos Selectos III, publicado en 2002 por la Editorial Jamais. Además de ser galardonado en algunos certámenes literarios: Primer Premio de Poesía Ramiro de Maeztu 1997, Premio Accésit del IV Concurso de Redacción "El Teatro Clásico en Escena 1997" o Finalista en el Concurso de Relatos Cortos "Premios Jamais 1999".

Dejar respuesta