Joaquín Caparrós, un guerrero de los banquillos

0
71

Tras sus exitosas etapas en Sevilla y en San Mamés, Caparrós acabó siendo fichado por el Levante UD, un equipo sólido y rocoso, sobre todo en su estadio que, junto a la personalidad y el gran juego de los equipos del técnico de Utrera, ha conseguido levantar dolores de cabeza a los grandes de la Liga BBVA.

Joaquín Caparrós tuvo una vida como futbolista muy corta, pasando por el Leganés o las categorías inferiores del Real Madrid. A los 26 años comenzó a entrenar y pronto se vio el talento de este mago de los banquillos, que fue fichado al año de comenzar su carrera por el decano del fútbol español, el Recreativo de Huelva. Después de tres años de éxito y tras el ascenso a la Segunda División con el conjunto onubense, Caparrós firmó por el Villarreal CF en 1999.

Joaquín Caparrós (58), actual entrenador del Levante. Foto: PELIN10 (wikimedia)
Joaquín Caparrós (58), actual entrenador del Levante. Foto: PELIN10 (wikimedia)

Pero su mayores logros como míster, fueron en Nervión, en el Sevilla FC, donde llegó en verano de 2000 y al que, en las dos temporadas siguientes, consiguió clasificar al conjunto para la Copa de la UEFA.

Dirigió el equipo en una situación caracterizada por unos recursos financieros escasos basada en el trabajo de las categorías inferiores del club, cuando llegó el club estaba en Segunda División y lo dejó situado en la élite del fútbol español.

A partir de 2005, Caparrós fichó por el Deportivo de La Coruña. A pesar de que perdió en la competición internacional en la primera temporada y el equipo gallego estaba en una situación económica comprometida en la que el descenso fue una seria amenaza. Por esta razón, el entrenador abandonó por su cuenta y abrió el camino para su sucesor.

Durante su primera temporada, el Athletic acabó en la posición undécima en Liga tras dos temporadas en las que había rozado el descenso. En su segunda temporada, el equipo bilbaíno se clasificó para la final de la Copa del Rey que acabó perdiendo frente al FC Barcelona (1-4). En 2011, después de clasificar al equipo para la Europa League (finalizó sexto en la Liga 2010-11), Caparrós abandona el Athletic.

El 3 de octubre de 2011, volvió a los banquillos españoles de la mano del R.C.D. Mallorca, consiguiendo la permanencia en Primera División con el club bermellón a falta de cuatro jornadas para el final. No tuvo la misma suerte el año siguiente, aunque el equipo comenzó bien la campaña, poco a poco fue perdiendo posiciones hasta caer a zona de descenso. El 4 de febrero de 2013, el RCD Mallorca hizo oficial la destitución de Caparrós.

En junio de ese mismo año, Caparrós fue confirmado como nuevo técnico del Levante para la temporada 13-14. Ha conseguido alzar al equipo a una posición cómoda en la tabla, ofreciendo buen juego y exprimiendo las posibilidades del conjunto levantino al máximo, prueba de ello son los resultados de las dos últimas jornadas, donde arrancó un punto en el encuentro contra el FC Barcelona y logró llevarse los tres del Pizjuán en un partido de escándalo con una remontada importante.

Dejar respuesta