Jimmy Carter apoya a Colombia en su proceso de paz con las FARC

0
73

El expresidente de Estados Unidos y Premio Nobel de la Paz, Jimmy Carter, ha viajado estos días a Colombia para respaldar al gobierno de Juan Manuel Santos en sus intentos de llegar a la paz con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).

Jimmy Carter. Imagen cedida por Fotopedia.com“El proceso no es solo importante para Colombia si no para todo el mundo”, afirmó el exmandatario norteamericano. Carter expresó el firme compromiso de Estados Unidos de llegar al fondo de esta cuestión, la paz. El gobierno de Colombia lleva cerca de 50 años intentando poner fin a un conflicto que repercute a nivel interior y exterior y por el cual la política exterior se ve totalmente condicionada. Por esto, Carter se desplazó hasta el país andino para conocer de primera mano la situación del proceso de paz. Pero, además, Santos y Carter dialogaron sobre la importancia de la lucha contra las drogas. En lo que concierne a este asunto, el expresidentes Carter felicitó al mandatario colombiano por haber sabido “buscar alternativas” a un problema de esta envergadura. El que fuera premio Nobel de la Paz en 2002 se reunió con el presidente colombiano, algunos ministros y los delegados del Gobierno, algo que el presidente Santos le agradeció personalmente vía twitter.

Ya en septiembre del pasado 2012, el presidente Santos anunciaba que había firmado un preacuerdo de paz con las FARC. El 18 de octubre, gobierno y guerrilla instalaron en Oslo una mesa de negociación de manera formal. Después el proceso se trasladó a La Habana, donde el pasado lunes dio comienzo su tercera ronda que mediará sobre temas agrarios.

 Las FARC

Merece la pena recordar que las FARC son un grupo guerrillero de tendencia marxista, que opera en Colombia y regiones fronterizas de Brasil, Ecuador, Panamá, Perú y Venezuela. Se formó en 1964 y actualmente están consideradas como un peligroso grupo terrorista. Sus actividades se centran en las drogas, la guerra de guerrillas o secuestros con fines políticos, entre otros. No se conoce el número real de integrantes de esta organización pero los datos recogidos en 2010 establecían unas 18.000 personas aproximadamente, de los cuales cerca del 30% son menores de 18 años. Hacia 2002 ya hubo un proceso de paz fallido. 

Dejar respuesta