Jesús Ponce nos ayuda a creer que ‘Todo saldrá bien’

1
774

unnamed (1)El silencio inunda la sala 9 de los cines Renoir de la calle Princesa. Entonces, no imaginé lo que ocurriría; tampoco, que confesaría a unos cuantos periodistas allí presentes el horario inapropiado de su visionado. Madrugar no duele, lo que duele es tropezar con la verdad antes de tomar el segundo café de la mañana; o eso me provocó Todo saldrá bien, el majestuoso trabajo de Jesús Ponce.

Hay personas que han nacido para contar historias. Construyen observando su entorno, a la espera de que una brote para ser contemplada. A veces, con demasiada vida. Y, en ocasiones, sin esperanza de nacer. Nunca serán demasiadas las historias que afloran y permanecen porque alguien creyó y defendió la necesidad de contarlas. Nunca lo son.

Esas historias son las que construyen personas como Jesús Ponce, o eso es lo que me transmite el director, cuya franqueza entusiasmó a una sala casi vacía. No lo merecía, ni la obra ni sus protagonistas allí presentes. Pero, para injusticias, las de la propia película, desoladora desde su comienzo.

Todo saldrá bien cuenta la historia de Isabel y Mercedes, dos hermanas muy distintas y separadas por el pasado, fantasma latente en toda la obra. La historia se teje tras el regreso de Isabel, quien vuelve a la casa familiar para reencontrarse con su hermana y estar presente en la inminente muerte de su madre. Será entonces cuando la película se transforme en un drama social donde nada saldrá bien hasta ser conscientes del verdadero problema.

No es una película virtuosa en sus características más técnicas, pero ni falta que hace. Es el cine directo, el guión que tiene vida y busca remover la conciencia del espectador. Escasean los argumentos así, cuya misión no es la de entretener sino la de hacernos reflexionar. La historia vive por ellas, las protagonistas unánimes del film, y eso la podría condenar en cualquier sala de cine. Pero la salvaron. Como bien pronunció su director en la rueda de prensa: “Ellas son el 90% de la película”. De sus interpretaciones dependería el destino más incierto y muchas veces cruel: el aplauso del público.

Darío Paso, también presente en la rueda de prensa, formó parte del rodaje con un breve papel; sus palabras, sin embargo, aterrizan hoy en este escrito convirtiéndose en un protagonista más de toda la película:

Si haces sufrir al público se despiertan muchas conciencias

Se han dejado la piel haciendo arte, queriendo contar historias que no sólo entretengan, sino que te molesten y te hagan pensar

Lejos de gustar o no, yo invito a tropezar con la verdad que allí se muestra, incómoda, molesta. Terrible. Pero verdad. “Dar verdad es complicado”, se aventuró a pronunciar Isabel Ampudia, pero yo me la creí, su interpretación y la propia película. Cómo obviar las emociones que allí albergó mi propio cuerpo, completamente perturbado. Butacas cómodas replantearon mi posición por la angustia que experimentaba. Un presente que no existe y un futuro que no se encuentra es lo que dibujan sus protagonistas, enfrentadas por el rencor, los miedos y el terrible rechazo a una vida pasada, ausente y vacía.

¿Y saldrá todo bien? El título, lejos de describir la historia, nos convence de que es real. Para su director, es el propio paso que debemos dar para que las cosas salgan mejor una vez seamos conscientes del problema.

Cómo negar la realidad que todavía siento en la piel de Isabel y Mercedes, dos joyas de nuestro cine. No será un rato agradable, aviso. Golpes sin piedad, uno tras otro, destrozan a la espectadora, como fue mi caso. Difícil digestión la de una película como ésta, valiente y necesaria hasta el final. Valiente también su director, Jesús Ponce, quien pertenece a una generación que ha nacido para contar historias.

País España
Director Jesús Ponce
Guión Jesús Ponce
Sonido y composición Juan Cantón
Fotografía David Barrio Calderón
Mezclas Nacho Arenas y Jorge Alarcón
Reparto Isabel Ampudia, Mercedes Hoyos, Víctor Clavijo, Darío Paso, Juan Carlos Sánchez
Productoras Dasara Producciones / KMPC slu La Caja Produce / XL Ficción
Género Drama
Duración 90 min.
Título original Todo saldrá bien
Estreno 08/07/2016